Cartagena dijo sí nuevamente al Mundial

Carlos Caballero V. , CARTAGENA, Publicado el 12 Agosto 2011

 

6 y 50 p.m., poco soplaba la brisa, el calor se sentía, los alrededores del Jaime Morón León no lucían tan llenos como se esperaba y el panorama no era bueno para un juego de octavos de final del Mundial Sub 20.
 
Sin embargo, aquellos que ingresaban a esa hora lo hacían en medio de un gran entusiasmo al tiempo. Yolanda Ribón fue una de las que no dudó en afirmar que el Mundial no pasaría por Cartagena sin ella observar un juego de este certamen. 
 
“Se los dije a mis hijos desde hace rato, que me tenían que traer a uno de los juegos. Hoy estoy aquí feliz esperando que inicie el espectáculo y les agradezco que hayan cumplido mi petición", dijo la señora que con un rostro alegre reflejaba toda esa alegría que le daba estar presente en esta cita.
 
7:10 de la noche y mejoraba, sólo un tanto, la afluencia de público en el estadio. Muchos, a las afueras del escenario, decidieron comerse una arepa de huevo  para no tener que pagar los 4 mil pesos que costaba la misma adentro del estadio. “Aquí las pago a mil quinientos pesos y me ahorro un ‘billetico’, eso está  caro allá dentro. Oye y están buenas estas arepitas...”, se le escuchó decir a un aficionado cuando saboreaba este tradicional frito sobre la avenida Venao Flórez de Olaya Herrera.
 
7 y 30 de la noche, los jugadores de Ecuador y Francia calientan en el terreno de juego de un escenario que lucía hermoso. Sin embargo, unas 9 mil personas, a decir verdad muy pocas para el tiempo que restaba para comenzar el compromiso, se encontraban en las graderías del denominado “Nido Amarillo”.
 
“Desde ayer se está diciendo que no hay boletas y yo veo muchos claros  en el estadio todavía. Qué estará pasando, será que las boletas se quedan en manos de revendedores y luego no pueden venderlas cerca del estadio”, dijo un aficionado sobre las 7 y 34 de la noche mientras buscaba su puesto para ubicarse en occidental alta.
 
Eso sí: bellezas de todo tipo se observaban en las graderías del estadio confirmando una vez más que la mujer cartagenera es hermosa y no tiene nada que envidiarle a ninguna de otras ciudades o países. 
 
A las 7 y 54 salieron los jugadores de Francia y Ecuador, pero de manera sorpresiva el estadio lucía a esa hora prácticamente lleno, lo que podría confirmar en cierta forma la teoría de que la gente salió tarde del trabajo y por eso se demoró en llegar al estadio.
 
Con esto quedó claro que el ingreso al estadio fue rápido y que la logística que se implementó para este Mundial está diez puntos en cuanto a este aspecto se refiere.
Pero lo que más quedó claro es que Cartagena volvió a cumplir, pues 15 mil 881 personas se dieron cita al Jaime Morón León.  
 
Opiniones 
César Bonilla, aficionado
"Cartagena se ha comportado a la altura porque ha asistido en masa a los partidos.  Me ha gustado mucho el juego de España y Colombia. Pienso que si Colombia no se pone nervioso puede alcanzar el objetivo de ganar el título".
 
William Mosquera, aficionado.
"Es el mejor Mundial que se ha realizado en toda la historia en esta categoría. El partido que más me ha gustado fue el de Argentina y Egipto, en donde mereció mejor suerte Egipto. Confío en que Colombia se quede con el título, vamos a ver qué pasa". 
 
María Karina Mendoza, aficionada.
"Estamos viendo un gran certamen y demostrando que tenemos la capacidad para hacer un evento de esta magnitud. Creo que Cartagena se ha sobrado en la asistencia, no ha existido violencia y estamos mostrándole al mundo la calidad de gente que somos".
 
Daniel López, aficionado.
"Ha sido el Mundial Sub 20 con mayor asistencia de público y eso ya dice mucho de lo bueno de este Mundial. Soy colombiano, me siento orgulloso de mi selección, pienso que el equipo de Lara ha dado todo y se ha comportado a la altura. Tenemos mucha calidad en el fútbol, veo a Colombia con serias posibilidades de título".