Nigeria impone su ley y va por Inglaterra

PEREIRA, AFP, Publicado el 06 Agosto 2011

Nigeria se impuso por 2-0 (1-0) sobre Arabia Saudí en el partido que libraron el sábado en Pereira, por la tercera jornada de la Copa del Mundo Sub 20 de Colombia-2011, para quedar como líder invicto de la llave con 9 puntos.Los goles africanos fueron anotados por Ahmed Musa (45+2 minutos) y Olarenwaju Kayode (85). En octavos de final, Nigeria jugará con Inglaterra, y Arabia Saudí, segunda de la llave con 6 unidades, lo hará ante Brasil.
Los africanos hicieron sentir su poder a los 47 minutos del primer tiempo, cuando Musa convirtió el 1-0 al aprovechar un pase de Omoh Ojabu, por el costado diestro, para cañonear desde casi la media luna.
El derechazo del ariete del VVV Venlo de Holanda se infiltró por el lado zurdo del guardameta Abdullah Alsdairy, quien al igual que su colega con-trario, Dami Paul, tuvo que protegerse de una dura e insistente carga.
Kayode tomó las riendas a los 85 para convertir el 2-0 de las “Súper Aguilas”, destacándose al llevarse la bola con la cabeza, en dos tiempos y entre dos saudíes, y levantarla finalmente con el pie para depositarla en la valla.
Musa y Kayode sumaron su tercera diana cada uno para compartir la segunda posición de la tabla de goleadores con el brasileño Philippe Coutinho, el egipcio Mohamed Ibrahim y el colombiano Luis Muriel. La lista está encabezada por el español Álvaro Vázquez, con cuatro unidades.
Los dos elencos ofrecieron un dinámico partido en el estadio pereirano Hernán Ramírez Villegas, al que concurrieron unas 14.000 personas para ser testigos de la definición del rival de Brasil, tetracampeón orbital de fútbol juvenil.
Con embestidas de ida y vuelta, nigerianos y 'los hijos del desierto' pelearon igual por la posesión del balón durante el compromiso, dirigido por la terna de árbitros colombianos José Buitrago (central), Wilson Berrio y Eduardo Díaz.
Nigera cuenta en la categoría con dos vicecampeonatos (1989 y 2005) y un tercer puesto (1985), mientras que el país islámico no había superado la fase de grupos en las cinco participaciones anteriores en el ecuménico Sub-20. 
Arabia Saudí albergó el torneo de 1989 (con Portugal campeón) y Nigeria el de 1999 (que ganó España).