Sigue la polémica por exclusión de Cardona y Escobar

Wilson Díaz Sánchez, Medellín, El Colombiano, Publicado el 18 Julio 2011


La explicación de Eduardo Lara de que la causa fue el bajo rendimiento deportivo, a nadie acaba de convencer. Son dos de los mejores juveniles del país y así lo han demostrado en Nacional y Cali, por encima de otros convocados.
Y si los motivos tienen origen disciplinario, hay quienes piensan que el estratega fue demasiado drástico, que los hechos fueron muy graves y sería necesario exponerlos para despejar tantas dudas. O que se cobró una deuda. La afición pide claridad, pues de por medio está la Selección.
Repasando la historia, ésta muestra varias contradicciones de Lara, que en ocasiones ha dicho que sus códigos de disciplina son muy estrictos.
Días previos al Suramericano de 2005 en el Eje Cafetero, el estratega reintegró a Dayro Moreno que había sido excluido del seleccionado tricolor, porque no llegó a tiempo a una concentración. El perdón, esa vez, lo motivó la lesión de Daniel Machacón.
En el Suramericano de Perú del presente año hubo otro hecho polémico: Lara no llevó a Duván Zapata y Adolfo Valencia Jr, que atravesaban buen momento y habían estado en el proceso. Prefirió a otros de menor nivel, como se comprobó en la competencia.
Tras el fracaso en suelo inca, Michael Ortega fue señalado como un elemento que afectó el buen ambiente en el grupo. Y no lo llevó a Toulon; pero acaba de ratificarlo en la lista de 21 jugadores para el Mundial. Otro perdón de Lara.
La controversia generada ahora es una fisura para el grupo en un momento inapropiado, que debió evitarse y máxime por parte de un formador, un hombre con experiencia en la categoría que de nuevo deja ver sus contradicciones.