Colombia se entrenó en la fría Cotia, con el calor de la afición

Filiberto Rojas Ferro
COTIA, BRASIL
9 de Junio de 2014 07:02 pm
  • Colombia se prepara para el debut ante Grecia. // COLPRENSA

-A A +A

Con acceso controlado por boletería regalada por la Federación Colombiana de Fútbol, cerca de 800 aficionados colombianos y brasileños acompañaron a la Selección Nacional, que cumplió este lunes con el entrenamiento principal del día en el campo estadio de la sede deportiva del Sao Paulo, en Cotia.

Sobre las 2:30 de la tarde, hora brasileña, los aficionados empezaron a ingresar al lugar de la práctica, como una mancha amarilla en territorio paulista y, algunos, cantando el Himno Nacional, que fue puesto por un amplificador a la entrada de la sede.

Pero antes, dos protagonistas entregaron sus declaraciones a los medios de comunicación, el recién llegado Carlos Carbonero y el referente del momento, James Rodríguez.

“Estoy contento por la oportunidad que se me ha brindado de estar en la Selección, a las puertas de un mundial, creo que al que le van a dar le guardan, desafortunadamente la selección tuvo la baja de Aldo, que le va a doler mucho, pero yo vengo a sumar”, afirmó el volante Carlos Carbonero, que se unió este lunes a la concentración, en remplazo del lesionado Aldo Leao Ramírez.

El mediocampista del River Plate añadió que “en la Selección siempre hay una competencia sana, todo jugador quiere aportar en lo individual, porque lo táctico se puede resolver de diferentes maneras, así que espero poder aportar y que la Selección haga un gran mundial”.

Por su parte, el referente del equipo James Rodríguez, quien tomó la idea de líder como imagen ante la ausencia de Falcao, comentó que “el grupo está bien, está feliz, tenemos que estar tranquilos, tenemos muchos sueños y anhelos, esperamos que contra Grecia podamos hacer un gran juego y ganar”.

James agregó: “Estamos tranquilos, porque si tenemos ansiedad nos puede jugar en contra, la idea es estar bien, aprovechar la experiencia y esperamos estar todos atentos para hacer un gran mundial”.

Finalizada la conferencia de prensa y con los aficionados alentando con cantos, coros y aplausos desde la tribuna, el equipo nacional se reunió en la cancha para empezar la práctica, bajo las órdenes de José Pékerman y sus colaboradores.

EL ENTRENAMIENTO

Con el ¡Colombia, Colombia! y gritos de colombianos de las diferentes ciudades como Armenia, Cali o Cúcuta, se dio inicio al entrenamiento, dividido en varias partes, con diferentes actividades, como la inicial de calentamiento, con trabajos por parejas, arqueros aparte y el aporte de cuatro jóvenes brasileños que actúan en el club Sao Paulo.

La segunda parte se dividió en tres grupos, con dos trabajos diferentes. El primer grupo realizó labores de definición y defensa con centros desde los costados, mientras los otros dos grupos se enfrentaban en juego de espacio reducido, con rotación para que todos cumplieran con las actividades.

El primer conjunto lo integraron Ospina, James, Teo, Balanta, Yepes, Zúñiga, Cuadrado y Armero; en el segundo estaban Mondragón, Ibarbo, Bacca, Sánchez, Quintero, Abel y Valdés, mientras que el tercero estuvo con Camilo Vargas, Zapata, Arias, Guarín, Mejía, Ramos y Jackson.

El recién llegado, Carlos Carbonero, realizó un trabajo diferencial con revisión médica para que este martes se pueda unir con total normalidad al grupo de convocados, que se despidió de la afición, para en el final hacer trabajos de recuperación.

Poco a poco, con la felicidad reflejada en sus rostros por ver a sus ídolos, los aficionados abandonaron el campo de juego y la sede de concentración de la Selección, que el próximo sábado 14 de junio debutará en la Copa Mundo de la Fifa Brasil 2014 frente a Grecia en Belo Horizonte.

Para este martes, a espera de la confirmación de la Federación, Colombia dispondría de un entrenamiento más con acceso limitado por tiempo a los medios de comunicación y una posible rueda de prensa con otros dos protagonistas.