Con un 10, Colombia cumplió su cita con la historia

COLPRENSA
RÍO DE JANEIRO
28 de Junio de 2014 05:18 pm
  • Con una indescriptible actuación de James Rodríguez, la Selección Colombia de Fútbol se impuso este sábado 2-0 sobre Uruguay // COLPRENSA

-A A +A

 Colombia tenía una cita con la historia y la cumplió con un 10. El mítico estadio Maracaná volvió a recibir a Uruguay luego de 54 años para revivir el capítulo más importante de su fútbol, pero se encontró con un grupo de héroes colombianos que querían escribir el propio. 

El dos veces campeón mundial, vigente monarca de América y cuarto en Sudáfrica-2010, acostumbrado a vencer a sus rivales a punta de garra, se encontró con el hambre de gloria de los muchachos que lidera don José, quienes escribieron con letra indeleble la página más dorada de todos los tiempos en el fútbol colombiano. 

Con una indescriptible actuación de James Rodríguez, la Selección Colombia de Fútbol se impuso este sábado 2-0 sobre Uruguay y se clasificó, por primera vez en su historia, a los cuartos de final de la Copa Mundo de la Fifa Brasil 2014. 

Toda la presión estaba sobre el 10, el jugador más importante de todo el Mundial en la primera ronda tenía la responsabilidad de demostrar que a sus 22 años esa mención no era casualidad y James Rodríguez respondió a la altura, como los más grandes del mundo. 

El juego inició como estaba previsto, con los charrúas en su propio campo y los cafeteros con la posesión del balón para buscar la forma de vulnerar el férreo esquema táctico, que tal vez sólo se lograría con una genialidad individual y allí podría entrar en escena el 10. 

A los 28 minutos, Abel Aguilar le entregó de cabeza un pase a James quien, en medio de cuatro uruguayos, controló de pecho y acarició el Brazuca con su zurda prodigiosa desde el borde del área para mandar el balón justo entre la mano de Muslera y el travesaño para marcar el que podría ser, hasta hoy, el mejor del Mundial. 

Sólo el 10, con una agudeza particular podría abrir el marcador y así se dio, el zurdo apareció en su máximo esplendor y en compañía de sus 10 coequiperos empezaron a cristalizar un sueño más de cuando eran niños y del que contagiaron a millones de colombianos. 

El primer tiempo se fue con Colombia completamente superior, con la seguridad de Ospina cuando lo exigieron, la firmeza en defensa de Yepes y Zapata, la proyección de Armero y Zúñiga, el equilibrio de Abel y Sánchez, la magia de Cuadrado, la presencia ofensiva de Jackson y Teo, y la grandeza del 10, James David Rodríguez Rubio. 

Pero el 10 no se conformó con uno, quería más y rápidamente llegó, en el inicio del segundo tiempo, con un gol colectivo, que demostró la capacidad de los 11 héroes, pues Armero centró desde la izquierda, Cuadrado la bajó de cabeza y en el medio, a la altura del área chica apareció el 10, quien de derecha celebró su quinto gol del Mundial. 

Superando a Neymar y a Messi, con cinco goles en cuatro partidos, James se convirtió en el artillero parcial del Mundial y lideró a una Selección de jugadores que se reunió en una generación memorable para poner a festejar a todo un país con el día más importante en todos sus tiempos. 

En los minutos finales, Uruguay se fue en busca del descuento, pero no contaban con la muralla del fondo, David Ospina, a quien Grecia, Costa de Marfil y Japón no habían exigido, pero los charrúas sí lo hicieron para que con tres atajadas y una concentración notable, cerrara el arco colombiano para poner el broche de oro a 90 minutos históricos. 

Ahora Colombia pasará la página más dorada de su historia hasta hoy, para ir en busca de otra más brillante, cuando el próximo 4 de julio se enfrente al anfitrión, al pentacampeón mundial: Brasil. El compromiso se llevará a cabo en el estadio Castelao de Fortaleza.