Cuadrado, el malabarista con el que Pékerman quiere hacerle daño a Uruguay

AFP
COTIA, BRASIL
26 de Junio de 2014 08:05 am
  • Juan Guillermo Cuadrado, jugador colombiano. // AFP LUIS ACOSTA

-A A +A

Si alguien en Colombia puede hacerle daño a la dura defensa de Uruguay es Juan Guillermo Cuadrado, un explosivo y escurridizo mediocampista, que hace de sus malabares con la pelota una delicada pieza de arte codiciada en Europa.

Con el cuerpo y piernas rápidas como las de un boxeador superwelter (69 kg) y de mediana estatura (1,78 m), nadie creyó que Cuadrado pudiera abrirse camino en la Serie A del Calcio, donde la fortaleza física es como la pasta para los italianos.

Con apenas 21 años desembarcó en el Udinese, su primera estación en el balompié europeo después de dos temporadas con el colombiano Independiente Medellín, el club que le dio el bautizo en el profesionalismo (2008-2009).

Su adaptación al estilo de juego italiano le costó en su primer año en Udinese, por lo que los 'bianconeri' decidieron cederlo una temporada al Lecce (2011-2012), para luego enrolarse en la Fiorentina (2012 a la fecha), donde de la mano del técnico Vincenzo Montella --otro que en su época se distinguió como delantero por su velocidad y habilidad-- se convirtió en una de las joyas del Calcio.

En la Viola pulió su estilo desenfadado de jugar al fútbol: mejoró en velocidad, perfeccionó el regate con ambas piernas, asumió el rol como pasador, incorporó conceptos defensivos, se adaptó a la posición de lateral por derecha y le agregó nada menos que el gol a su alegría en la cancha.

Y por supuesto tras su última brillante temporada, en la que aportó 11 goles en 31 partidos en la Serie A y 3 más en la Europa League, no le iban a faltar 'nuevas novias' en el Viejo Continente.

"Se dice mucho sobre mi paso a otro equipo, pero no sé nada. Estoy muy concentrado en el Mundial" de Brasil, donde el '11' cafetero es figura, con un gol frente a Japón (penal) y tres asistencias.

RUMORES DE MILLONES DE EUROS

Los rumores de un posible traspaso al fútbol español comenzaron cuando Luis Enrique tomó el control del FC Barcelona en mayo pasado.

Incluso el propio Dani Alves, quien tendría los días contados en el Barça, recomendó ficharlo cuanto antes.

"Me parece un excelente jugador, un jugador joven que está teniendo un muy buen desempeño en su club y en su selección", dijo el lateral brasileño el pasado sábado en la concentración canarinha en Teresópolis.

"Animo al Barça a hacer eso porque es un gran jugador", agregó.

El propio José Pékerman, el seleccionador de Colombia, abogó por su jugador al asegurar que "está preparado para un club grande".

"No necesita del Mundial. Seguramente va a seguir en los planos importantes del fútbol y más si pasa a un club con el prestigio del Barça", comentó el técnico argentino.

También esos mismos rumores del fútbol lo sitúan en la órbita del Bayern Múnich, un viejo amor, según dicen, de Pep Guardiola que no pudo concretarse en el invierno de 2013.

LA BATALLA CONTRA URUGUAY

Pero mientras se decanta su futuro, el que seguramente está lejos de la Fiorentina, Cuadrado tiene a Uruguay entre ceja y ceja, el complicado rival de Colombia el próximo sábado en el segundo partido de los octavos de final, previsto en el Maracaná.

"Va a ser un partido muy difícil, una batalla como son los partidos con Uruguay, tenemos estos pocos días para prepararnos y esperemos estar al 100% para ese partido", aseguró.

Y es que Cuadrado ha sido fundamental en el juego ofensivo de Colombia, donde por su sector, el derecho, se han gestado las mayores situaciones de riesgo en tres partidos disputados, en sociedad permanente con el 'Principito' James Rodríguez, el '10' colombiano, y otro intérprete del buen fútbol como el habilidoso lateral Camilo Zúñiga (Nápoles).

"Queremos llegar a los cuartos de final, creo que tenemos el fútbol para lograrlo", puntualizó 'Cuadradinho'.