España, eliminada, fin de una generación

Carlos Caballero V.
BRASILIA, BRASIL
20 de Junio de 2014 10:23 am
  • Andrés iniesta e Iker Casillas, figuras de España, selección que fue eliminada. // AFP

-A A +A

España se pifió, se pinchó antes de pasar la primera estación. Sí. Se le acabó la gasolina, no dio para más y luego de caer 5-1 ante Holanda y 2-0 frente a Chile le dijo adiós al Mundial de Brasil.

Desconocido y sin ningún tipo de argumentos lució La Roja en esta Copa Mundo, en la que practicó un fútbol pálido e insulso, que significó prácticamente el fin de una generación.

Fue el fin a una era ganadora, que con su fútbol se hizo al título en el Mundial de Sudáfrica 2010 y, además, ganó la Eurocopa en dos ocasiones en los últimos años (2008 y 2012).

¿Qué pudo pasar?. Ese es el gran interrogante porque la eliminación de España en primera ronda se da como sorpresa, nadie esperaba que los españoles se fueran tan temprano de la cita orbital.

Sus derrotas no tuvieron objeción. Holanda y Chile lo superaron con creces, siendo muy superiores.

Pero yo diría que hubo dos cosas que marcaron la eliminación de España. La primera es la decadencia de una generación, que parece cerrar su ciclo y que invita a la renovación en muchos de sus hombres.

Esta exitosa generación fue comandada por Casillas, Ramos, Iniesta, los dos Xavi, David Villa, 'El Niño' Torres y compañía. Ellos, por la edad, difícilmente tendrán la posibilidad de jugar otro mundial.

El otro punto es el desgaste físico por la cantidad de partidos que juegan los integrantes de la selección de España,la gran mayoría del Barcelona y Real Madrid, que compiten en Liga, Champion League y Copa del Rey. El cuerpo se agota, necesita de tiempos de descanso, cuando se le mete exceso de carga suceden cosas como estas.

A España, gracias por todo los que nos permitió ver en los últimos años, en donde mostró un fútbol exquisito y ganó campeonatos importantes. Demostró que en el fútbol se pueden conseguir logros jugando bonito.

Demos, con dolor y todo, vuelta a la página. Llegó el fin de una generación y la invitación a la renovación de una selección de la que seguro, en cualquier momento, volverá aparecer por la puerta grande...