James recuerda el debut de las grandes figuras

COLPRENSA
MEDELLÍN
30 de Junio de 2014 02:59 pm
  • James Rodríguez es la gran figura de lo que va del Mundial. // COLPRENSA

-A A +A

En este Mundial, James Rodríguez ya hizo goles con la pierna derecha, con la izquierda, de cabeza y de media distancia. "Es el jugador más completo que he visto en el fútbol", asegura el técnico argentino Óscar Héctor Quintabani, al referirse al creativo colombiano, hoy por hoy el mejor jugador de la Copa.

Tras su soberbia actuación ante Uruguay muchos se preguntaban cuáles leyendas del fútbol fueron también figuras en su debut en un mundial.

Al rebobinar la historia del fútbol nos encontramos que algunas de esas estrellas fracasaron la primera vez que se enfrentaron a un escenario tan intimidante como es un evento de esta magnitud. En cambio, otros sí brillaron.

"Cuando sabes que todas las esperanzas de un país están puestas en vos, te tiemblan las piernas y si no tenés el carácter necesario, el miedo escénico te vence", asegura el exseleccionador nacional Francisco Maturana.

En 1958 un joven de 17 años, tímido a la hora de hablar, pero descrestante con el balón en sus pies, se robó el show en Suecia. Doce años más tarde, en México 70, se retiraría de los mundiales como el más grande: Pelé. A Maradona le pasó distinto en 1982. Con la misma edad de James (22 años) se despidió de la Copa Mundo sin marcar diferencia y cuatro años después le llegó el desquite en México 86. Acá les recordamos el debut mundialista de algunas de esas leyendas

ANÁLISIS

El miedo escénico de Rodríguez quedó atrás

MARÍA PILAR PANTOJA

Psicóloga y especialista en programación neurolinguística

Cuando se habla de miedos en los deportistas estos obedecen a un miedo real, por amenazas reales, y a otros que tienen que ver con estructuraciones de la mente, en donde hay interpretaciones como "voy a fallar, me voy a equivocar, no lo voy a hacer bien".

Todas elaboraciones mentales del propio deportista que lo llevan a anticipar posibles fracasos. Esos son temores imaginarios y generan una respuesta emocional inmediata que se refleja en la parte física por la activación del sistema nervioso. Esas respuestas inhiben el comportamiento deseado y el rendimiento se afecta. Es probable que el cuerpo no responda igual y pierda cualidades como la concentración, la atención y el foco de lo que se debe hacer y por eso es que en el fútbol se les va largo un balón, corren más de la cuenta, entregan mal la pelota, etc.

Por eso se requiere un entrenamiento mental y James Rodríguez demuestra que lo tiene. Se nota que posee una autoconfianza importante, que sabe controlar sus emociones y conoce cómo funcionan. En él uno evidencia que su confianza está fortalecida y eso le da la posibilidad de tomar las mejores decisiones en el juego. Hay una respuesta de pensamiento acorde a un nivel de confianza alto, a un nivel de seguridad y amor propio claro y equilibrado, porque cuando se creen súper hombres también pasa lo contrario. Digamos que James tiene el balance ideal gracias a una estabilidad emocional fuerte, que tiene que ver con su fuerza interior. Es una alta capacidad para enfrentar las situaciones y la realidad como tal, al igual que las frustraciones.

Con seguridad él debe tener una persona que le está acompañando en su proceso mental y puede ser Pékerman, porque se le escucha en el discurso claridad en eso. Si James ya superó el miedo escénico es muy probable que termine el mundial sin sentirlo.

9,79

es el puntaje que mantiene a James como el mejor jugador del Mundial, según Fifa.

71 %

es el porcentaje que tiene en aciertos de pases en Brasil-2014.