Croacia sacó la casta y es finalista en Rusia 2018

Mario Mandzukic

Mario Mandzukic anotó el gol de la clasificación para Croacia. // EFE Lavandeira jr


CARLOS CABALLERO

Mié, 07/11/2018 - 15:46


En un gran partido, que definirse en alargue, Croacia venció 2-1 a Inglaterra y se convirtió en el otro finalista del Mundial de Rusia.

El primer golpe lo dio Inglaterra, que muy temprano inició ganando el juego. A los 5 minutos, en una pelota quieta, ejecutada con sutiliza por Kieran Trippier, los ingleses abrieron el marcador a su favor, lo que obligaba a Croacia a ir en busca del juego, a proponer más.

Inglaterra siguió teniedo el control del balón, mostró un fútbol más picante, atrevido, algo que sorprendía porque a lo largo de todo el Mundial había sido irregular con su fútbol.

Harry Kane pudo ampliar las acciones al minuto 30, pero fue mezquino en el segundo remate y Croacia no solo se salvó sino que dos minutos después respondió con una jugada colectiva que por poco termina con gol de Rebic, quien empalmó un fuerte remate que encontró bien parado al arquero Jordan Pickford.

A los 35, los ingleses tuvieron una más, pero Lingart increíblemente se lo perdió cuando se encontraba libre de marca y con posibilidades de vencer a Subasic.

A los 44, Rakitic tuvo la paridad en un contragolpe, que no supo resolver en favor de Croacia, que a esa altura del partido hacía lo posible por igular las acciones.

Con el marcador 1-0 terminó la primera parte de un partido interesante, en el que las dos selecciones daban lo mejor de sí por obtener su tiquete a la final.

Croacia sabía que debía dar más para conseguir el gol del empate y así seguir teniendo opción de ir a la final. Por eso, en el inicio del complemento, apuró en su accionar.

Inglaterra no se quedó atrás, apretó en la marca, fue rudo para quitar el balón, metió pierna, sabía lo que se estaba jugando y estando arriba en el marcador no ahorarría nada en la cancha para defender el resultado.

Croacia ya se merecía empatar y lo logró a los 67 luego de un centro de costado que Perisic finalizó de muy buena forma para el 1-1.

A los 77, Perisic la estrelló en el palo y Brozovic se perdió el 2-1 en un rebote franco que debía terminar en gol. Inglaterra estaba "grogis".

A los 82, Croacia lo volvió a tener, esta vez con Mandzukic, quien remató potente y contuvo bien Pickford. Inglaterra tambaleaba, estaba a punto de caer, había perdido el libreto, no sabía qué hacer, pero el gol del rival no aparecía.

Terminó la segunda mitad con empate y el juego se tendría que definir en 30 minutos más de alargue o de lo contrario aparecería una serie de penales.

Inglaterra quiso ir al frente a buscar la victoria, fue así como intentó retomar el control de un juego en el que hacía mucho rato no dominaba.

A los 99, Inglaterra inquietó con cabezazo de Stones, pero Vrsaljko estuvo en la precisa y la sacó de la raya de gol.

Croacia por poco la mete a los 105 con Mandzukic, pero la pierna del portero Pickford evitó la caída de su valla.

Pero a los 108 minutos, el mismo Mandzukic no los perdonaría. Perisic lo habilitó con la cabeza y el atacante croata definió con pierna izquierda y de manera inteligente para el fulminante 2-1.

Es así como Croacia sacó la casta y se metió a las finales de la Copa Mundo, en la que este domingo definirá el título ante Francia.