"Di lo mejor, sabía lo que me estaba jugando": Wílmar Barrios

Wílmar Barrios

Wílmar Barrios. // EFE DIEGO AZUBEL


CARLOS CABALLERO

Dom, 07/08/2018 - 18:44


“¿Compa qué más, todo bien?, tengo una llamada perdida tuya en mi celular...”.
 Eran las 3:03 de la mañana del pasado domingo 8 de julio, hora de Moscú y las 7:03 de la noche en Colombia. Se trataba de Wílmar Barrios, quien  estaba al otro lado del teléfono.
El deber llamaba, había que aprovechar para entrevistar al cartagenero que representó con gallardía a La Heroica en el Mundial de Rusia.
Wílmar fue el volante de marca que más minutos disputó: 269, en tres juegos, en los que siempre obtuvo una actuación sobresaliente, demostrando que a estas alturas, con 24 años, no le queda grande nada. 
   ¿Esperaba un desempeño individual de ese tamaño en el Mundial de Rusia?
- Di lo mejor de mí, sabía lo que me jugaba. Creo que en lo personal y lo grupal fue bueno lo que se hizo.  Estoy agradecido con Dios por la oportunidad que me dio de vivir este Mundial.
  ¿Qué sentió el día del 3-0 ante Polonia?
- Tranquilidad. En las derrotas y victorias me gusta tomar las cosas así. Fue un partido bastante importante, nos servía solo ganar y se consiguió, en un gran juego que realizamos. Son recuerdos que quedarán ahí en la mente.  
   ¿Cómo tomó no haber jugado ante Senegal?
- Hay que estar siempre listo cuando a uno le toque,  por el planteamiento que se realizó no tuve la oportunidad de jugar, pero se ganó que fue lo importante.
   ¿Cómo vivió ese gol de Yerry Mina ante Inglaterra?
- Ha sido el gol que más alegre me ha puesto, en un juego muy duro, no habíamos estado tan claros,  pero confiábamos en que podía llegar el empate. Gritar ese gol de Yerry, al minuto 93, fue lo máximo. Lo canté con el corazón, así como toda Colombia.
   ¿Considera que se respetó mucho a los ingleses?
- Nosotros ejecutamos un planteamiento y dimos todo. No se sabe qué hubiera pasado con otro planteamiento, a lo mejor hubiéramos ganado o perdido, no se sabe.
    ¿Qué  le faltó a Colombia en el Mundial?
- El grupo estuvo bien, los penales son una lotería. No tuvimos la suerte. Crecimos en medio de las dificultades, nos sobrepusimos a adversidades, hicimos cosas importantes, entregamos todo y eso nos deja tranquilos.
   ¿Qué nos falta para ser potencia mundial?
- Hay que seguir creciendo, dejamos una buena imagen en Brasil, ahora en Rusia mostramos cosas importantes,  está claro que tenemos con qué. 
   ¿Qué opina de esta base y de la generación que viene de esta selección Colombia?
- Hay material, buenos jugadores, los que están  y los que vienen  atrás tienen el talento. Hay que estar siempre listos para dar lo mejor en la Selección Colombia.
   ¿Qué viene ahora para Wílmar?
- Ahora mismo disfrutar al máximo a mi familia y luego presentarme a trabajos con Boca Juniors.  El tiempo se va volando, hay que aprovechar.
    ¿Qué se siente ser ídolo en Boca Juniors? 
- No me siento ídolo, soy uno más, trato de hacer un gran trabajo,  de crecer como jugador, de dar lo mejor. Solo pienso en el equipo.
     Pero la barra de Boca corea su nombre…
- Sí.  Eso me pone muy contento,  escuchar mi nombre en el estadio es algo bonito.
   ¿Cómo lo recibieron en Cartagena?
- Bien, la gente es muy querida,  es muy bueno para uno que le den palabras de aliento, que le reconozcan el esfuerzo que se hizo en el Mundial. Estoy agradecido con ellos por recibirme de  esa forma.   
   ¿Cómo describes el significado de ser papá?
-Muy contento en esta nueva etapa, es algo maravilloso, único. Mi hija se llama Antonella, es la luz de mis ojos.
   ¿Imposible olvidar las  dificultades de sus inicios en el fútbol?
- Tocó pasar muchas necesidades, pero había que vivirlas, superar los obstáculos, lo importante es hacer las cosas con fe y perseverancia, eso es lo más  significativo.  Hoy le doy gracias a Dios porque lo que viví me ayudó a valorar las cosas, a crecer como persona.
   ¿Qué significa el profesor Henry Calderón en su carrera?
- Es  como un padre para mí. Tenemos una linda relación, independientemente de que sea  un gran técnico o de que me haya formado como jugador. Siento un gran afecto por él, siempre ha estado conmigo en las buenas y en las malas. Cuando le toca criticarme lo hace y  claro que acepto sus recomendaciones.
    -Todo apunta a que su futuro inmediato está en Europa...
- Yo estoy tranquilo, debo presentarme a trabajos con Boca Junior, de la mano de Dios  ya veremos, será lo que Él quiera. Es quien dispone, por eso creo en el Todopoderoso.