.

Rusia y Arabia Saudí inauguran el Mundial 2018


Rusia-Arabia Saudí, un duelo de débiles en la inauguración


AP

Jun 13 - 9:21 pm


La Copa del Mundo se pondrá en marcha con un partido de austero cartel.

 

Los equipos con los rankings más bajos en el torneo se miden en el duelo inaugural, cuando Rusia enfrente a la Arabia Saudí del técnico argentino Juan Antonio Pizzi en el estadio Luzhniki en Moscú, sede también de la final el 15 de julio.

 

Rusia, 70 en el escalafón de la FIFA, se clasificó directamente por su condición de anfitriona del certamen. Los saudíes, en el puesto número 67, tienen el peor ranking de los 31 países que aseguraron su presencia tras las eliminatorias. También son el equipo con menos opciones en las apuestas para alcanzar la final.

 

Los dueños de casa precisan la victoria de inmediato para tener una posibilidad real de sobrevivir el Grupo A, y se anticipa la presencia del presidente ruso Vladimir Putin entre la concurrencia. Rusia intenta poner fin a una racha de siete partidos sin ganar. Solo un anfitrión en el Mundial ha quedado fuera tras la fase de grupos: Sudáfrica en 2010.

 

Las otras dos selecciones del grupo, Egipto y Uruguay, cuentan con dos delanteros de fuste en Mohamed Salah y Luis Suárez, quienes podrían desquiciar a las defensas de Rusia y Arabia Saudí.

 

Los saudíes perdieron sus últimos tres partidos, pero se ilusionan con su reaparición en un Mundial tras una ausencia de 12 años.

 

DUELO DE TÉCNICOS

Pizzi y el ruso Stanislav Cherchesov aportan personalidades y filosofías distintas.

 

Apostándole a la presión alta contra el rival, Pizzi se consagró campeón de la Copa América Centenario de 2016 al mando de Chile. Quiere imponer ese estilo a un equipo saudí del que tomó las riendas luego que habían asegurado su clasificación.

 

Y advierte que su equipo buscará atacar y controlar el esférico pese a enfrentar al país anfitrión.

 

"Mi estilo es competir, disfrutar de cada uno de los balones, de cada una de las situaciones, y tratar de imponerme mediante el protagonismo, que es algo que se obtiene con la posesión", explicó.

 

Bert Marwijk fue el técnico de la selección saudí durante la eliminatoria, pero se marchó al no llegar a un nuevo acuerdo contractual. Edgardo Bauza, argentino al igual que Pizzi, tomó las riendas pero duró en el puesto apenas un par de meses.

 

Arabia Saudí no disputa una Copa del Mundo desde 2006 y no gana un partido mundialista desde 1994.

 

Cherchesov es partidario de defender primero. Arisco y cortante en sus entrevistas, Cherchesov salió al paso a una pregunta sobre qué les diría a los hinchas rusos que están inquietos por el flojo nivel reciente del conjunto.

 

"No soy un psicólogo para andar por ahí calmando a la gente", sentenció.

 

CAMBIOS RUSOS

Una epidemia de lesiones ha trastornado a los rusos en la antesala del torneo. El delantero Alexander Kokorin y los zagueros Georgy Dzhikiya y Viktor Vasin quedaron descartados tras sufrir graves lesiones de rodilla a inicios de este año.

 

Esto le forzó la mano a Cherchesov, obligado a improvisar. Fyodor Smolov asoma como el titular en el ataque y más variantes en la zaga. Cherchesov renunció a su línea de tres en el fondo, acompañados por los laterales, y presentó un bloque de cuatro ante Austria el mes pasado. Rusia, sin embargo, perdió 1-0 y ni siquiera generó un remate a puerta.

 

VETERANOS

La edad promedio de los jugadores en los equipos de Rusia y Arabia Saudí es de casi 29 años - entre los más viejos del torneo - y ambos tienen jugadores con más de 100 partidos internacionales.

 

Por Rusia, el más destacado es su capitán y arquero Igor Akinfeev con 105 convocatorias y el central Sergei Ignashevich, de 38 años, y con 121 convocatorias.

 

El defensor central Osama Hawsawi ha disputado 135 partidos con Arabia Saudí y el volante Taiseer Al-Jassim acumula 132 convocatorias.

‘Manito’ de Rusia a Arabia


EFE

Jun 14 - 12:06 pm


Rusia, impulsada por el fulgor de Aleksandr Golovin y Denis Cheryshev, inauguró su Mundial 2018 como ansiaba y como pocos creían en el país, no por el triunfo, esperado, sino por la claridad de la victoria (5-0) que logró ante una endeble Arabia Saudí, muy permeable atrás e ineficaz en ataque.

De nada le valió al equipo del hispano-argentino Juan Antonio Pizzi tratar de manejar el balón, de adueñarse de la mayor posesión posible e incluso de llegar de forma esporádica a las inmediaciones del área de Igor Akinfeev.

Rusia, sin hacer nada del otro mundo, tan solo con los destellos de Yuri Gazinsky, pretendido por algún grande como el Juventus, y por Denis Cheryshev, jugador del Villarreal español, que había relevado al lesionado Alan Dzagoev, resolvió el trámite sin mayores problemas antes del intermedio. Luego Artem Dz

Stanislav Chercheshov optó finalmente por el bloque, por un doble pivote en la medular con Dzagoev por detrás de su gran estrella, el punta Fedor Smolov. Sin embargo, no le hizo falta tener otro atacante nato y no acusó la lesión del jugador del CSKA Moscú a los 24 minutos.

Para entonces, con Golovin como gran factor desequilibrante, ya mandaba en el encuentro y en el resultado. Un centro del zurdo del CSKA permitió a Yuri Gazinsky, completamente solo tras la caida de un zaguero saudí, inaugurar el Mundial 2018 con un preciso testarazo al que no pudo responder Abdullah Al-Mamuaiouf.

Habían pasado tan solo doce minutos y el partido se le ponía de cara a Rusia, como había soñado tanto tiempo un equipo que no lograba ganar un partido desde el pasado 7 de octubre (a Corea del Sur, también en Moscú).

Era lo que necesitaban los hombres de Chercheshov. Alejar los nervios y permitirse ganar en confianza para alejar las dudas, aunque, obviamente, la gran exigencia le llegará en los dos siguientes compromisos. Egipto y Uruguay la incrementarán sin duda.

Aun así, la lesión de Dzagoev, el intento de manejar el balón de los pupilos de Pizzi, una llegada a la contra tras una salida rápida de Yasser Al Shahrani, el despliegue del otro jugador del Villarreal presente en el partido inaugural, Salem Al Dawsari, y esa falta de fe en si mismos por los resultados acumulados, no ermitían respirar con toda tranquilidad a Rusia y a su hinchada.

La salida de Cheryshev dinamizó las contras de los anfitriones. El zurdo formado en la cantera del Real Madrid exhibió su clase y rapidez por la izquierda, y Golovin, con más libertad, fue una pesadilla para Arabia Saudí, cuyas pérdidas en la medular eran un auténtico regalo para sus rivales.

Una de esas acciones acabó, poco antes del descanso, con balón a Cheryshev a la izquierda del área saudí. El extremo del Villarreal dribló a dos oponentes de forma simultánea con un recorte pleno de clase al elevar el balón de forma sutil y fusiló al portero de la selección asiática.

2-0 y el encuentro, si no sentenciado, bastante encarrilado, porque a Arabia Saudí, a la que no se le puede discutir esfuerzo y afán, le cuesta un mundo hacer un gol. El guión perfecto para Rusia.

Pizzi, que volvía a un Mundial veinte años después (jugó con España en Francia 1998), trató de recomponer la moral de sus hombres y convencerles de que podían volver a entrar al partido.

Los 'halcones verdes del desierto' respondieron con un par de aproximaciones peligrosas, pero su falta de pegada fue absoluta y lo pagó de nuevo.

Golovin volvió a fabricar otro envío al área que aprovechó, con otro testarazo, Artem Dzyuba, que acababa de reemplazar a Smolov, para cerrar el encuentro inaugural de forma plácida y esperanzadora para la hinchada de Rusia, que tuvo la fortuna de vivir dos magníficos tantos en la prolongación de Cheryshev y Golovin.

Para venir de donde venían los rusos el paso, sin ser definitivo, es tremendamente importante e ilusionante. Pizzi, que encontró esta oportunidad tras no poder clasificar a Chile, tiene aún mucho trabajo por delante.

FICHA TÉCNICA:

Rusia: Akinféev; Mario Fernandes, Ignashévich, Kutepov, Zhirkov; Zobnin, Gazinski, Golovin, Dzagoev (Cheryshev, m.24), Samédov (Kuziaev, m.64); y Smólov (Dzyuba, m.70).

Entrenador: Stanislav Cherchesov

Arabia Saudí: Abdullah Al-Mamuaiouf; Mohammed Alburayk, Osama Hawsawi, Omar Othman, Yasir Al Sahrani, Taiseer Al Jassam, Abdullah Otayf (Fahad Al Mulawallad, m.64), Salem Al Dawsari, Yahia Al Sehri (Hatan Bahbri, m.73), Salman Al Faraj y Mohammed Al Sahlawi (Muhannad Asiri, m.84).

Entrenador: Juan Antonio Pizzi.

Goles: 1-0, M.12: Yury Gazinsky. 2-0, M.43: Denis Cheryshev. 3-0, M.71: Artem Dzyuba. 4-0, M.91: Denis Cheryshev. 5-0, M.92: Aleksandr Golovin.

Árbitro: Néstor Pitana (ARG). Amonestó a Golovin (m.88) Incidencias: Partido inaugural del Mundial 2018 disputado en el estadio Luzhniki de Moscú ante 78.011 espectadores. Encabezó la larga lista de autoridades el presidente ruso, Vladimir Putin, quien estuvo acompañado por Gianni Infantino, máximo responsable de la FIFA, y el príncipe heredero de la corona saudí, Mohammed bin Salman.