Duelo de goleadores

Crédito: 
PORT ELIZABETH, SUDÁFRICA, AF

Los artilleros Miroslav Klose y Diego Forlán se verán las caras mañana, siempre que sus respectivos problemas físicos de las semifinales lo permitan, en el duelo entre Alemania y Uruguay, donde tendrán como reto añadido su pelea por la “Bota de Oro”.

Ambos figuran en el grupo de principales aspirantes a conquistar el galardón al máximo anotador del torneo, figurando igualados a cuatro dianas en la segunda posición, a apenas una de los líderes Wesley Sneijder y David Villa, que se verán un día después en la final.
Junto a Klose y Forlán, el choque de mañana en Port Elizabeth por el tercer puesto de la Copa del Mundo, incluirá a otro de los hombres que figura con cuatro dianas, el joven alemán Thomas Müller, una de las grandes revelaciones en suelo sudafricano.
Pero con un perfil de atacante nato y terror del área, Klose y Forlán se perfilan como protagonistas del duelo de la noche.
El primero tendrá además el desafío histórico de convertirse en el máximo anotador de la historia de los Mundiales: con catorce dianas está igualado con su legendario compatriota Gerd Müller y sólo a una del récord del brasileño Ronaldo (15), algo que puede igualar e incluso superar.
Su regularidad es sorprendente y un tanto permitiría mantener su media de 5 goles por Mundial: consiguió esa cifra en Japón/Corea del Sur-2002, en Alemania-2006 (donde se llevó la Bota de Oro) y ahora acumula cuatro.
Más allá de la “garra charrúa” y la solidez de la defensa celeste, lo que podría alejar al atacante del Bayern Múnich del objetivo son sus problemas en la espalda, que le hacen incluso ser duda para el último partido mundialista.
“Klose tiene problemas en la espalda, se lesionó en un duelo en un salto, esperamos que se recupere (para el partido ante Uruguay)”, explicó ayer Hansi Flick, adjunto del seleccionador Joachim Loew, en la concentración del equipo en Erasmia.
Frente a él, Forlán será la gran amenaza para la zaga alemana, aunque el Maestro Óscar Tabárez sigue con atención la evolución de sus problemas musculares, que ya afectaron su rendimiento en la semifinal perdida con Holanda (3-2) y obligaron incluso a su sustitución en el minuto 84 del partido.
La fatiga muscular, causa estimada por los responsables del equipo, parece haber pasado factura en el momento más decisivo para los suyos, tras una larga temporada donde ha jugado casi setenta partidos con el Atlético de Madrid y Uruguay.

NÚMEROS DE LOS ARTILLEROS
Forlán luce ya dos Botas de Oro al máximo anotador de las ligas europeas (2005 con Villarreal y 2009 con Atlético Madrid), pero tiene cerca poder presumir de conseguir ese mismo galardón en un Mundial, algo sólo al alcance de los más grandes.
Los números de Klose asustan: 52 goles en 101 partidos con la “Mannschaft”, lo que le permiten disfrutar de la confianza ciega de Löw, que ni por un momento ha dudado en dejarle en el banquillo, a pesar de su temporada discreta en el campeón de la Bundesliga.

PARTIDO ATRACTIVO
“Creo que el partido será atractivo. Alemania juega muy bien. Pero nosotros tenemos nuestro estilo de juego. Lo tratamos de utilizar en toda la Copa del Mundo”, Forlán.