Italia, el último Gran Campeón