Maradona aspira a que Messi siga sus pasos con Grecia

Crédito: 
VICENTE L. PANETTA -PRETORIA, SUDÁFRICA, AP

No importa cómo, si producto de una gran jugada o en una acción fortuita.

El técnico de Argentina, Diego Maradona, aspira a que Lionel
Messi convierta un tanto el martes ante Grecia, tal como hizo él
hace 16 años en lo que fue su último grito de gol en una Copa del
Mundo.
Maradona se presentó el lunes en reunión de prensa en Pretoria,
la cual arrancó con una apelación a los recuerdos. Justo se cumplía
un nuevo aniversario del día en que Maradona metió un gol en la
victoria 4-0 sobre Grecia en Estados Unidos el 21 de junio de 1994.
Y fue entonces cuando el fabuloso ex jugador aprovechó para
hablar de Messi diciendo que "me encantaría que sea Lio (Messi)
quien tome la posta. Sobre todo por la jugada, como se fue
hilvanando... la pared que tiramos con (Fernando) Redondo".
"La clavé en un ángulo", recordó Maradona.
"Ojalá que mañana (Messi) pueda hacer un gol parecido, más
lindo, o que pegue en el palo y entre pero que sea gol", agregó el
ex Pibe de Oro.
Messi, quien aún no convirtió goles pero desparramó calidad, es
uno de los pocos titulares a los que Maradona no le dará descanso
en el partido ante Grecia, en el que su equipo se clasificará a
octavos de final con un empate o aún perdiendo 2-0.
Al lado de Messi en el ataque estarían Sergio Aguero y Diego
Milito en lugar de los habituales titulares Gonzalo Higuaín y
Carlos Tevez, a los que el técnico les dará descanso para el
eventual duelo de segunda ronda.
La joya del Barcelona, considerado el mejor jugador del mundo,
parece ser la gran debilidad de Maradona, quien ocupó ese trono a
mediados de los 80.
"'Lio' (Messi) quiere jugar siempre, y eso me encanta", señaló
el lunes Maradona, al explicar porque sería uno de los pocos
titulares en mantener su puesto.
Maradona, de 49 años, marcó ocho goles durante los Mundiales de
1982 (España), 1986 (México), 1990 (Italia) y en Estados Unidos. En
México salió campeón, cuando fue capitán, genio y figura de
Argentina, y en Italia su equipo cayó 1-0 en la final con Alemania.
La carrera mundialista de Maradona concluyó en 1994.
Tras el choque con Grecia, Argentina venció 2-1 a Nigeria y el
mago de la pelota fue sorteado para el control antidopaje: dio
positivo y Argentina debió separarlo del equipo para evitar males
mayores.
Afectada por esa pérdida, Argentina fue derrotada luego 2-0 por
Bulgaria pero igualmente avanzó a octavos de final donde cayó
eliminada 3-2 ante Rumania.