Póker de ases uruguayo

Crédito: 
JOHANNESBURGO, AFP

El éxito de la selección uruguaya en el Mundial de Sudáfrica-2010, donde jugará las semifinales el martes en Ciudad del Cabo contra Holanda, se ha cimentado en un póker de ases formado por Diego Forlán, Luis Suárez, Fernando Muslera y Sebastián Abreu.

Forlán se ha convertido en el emblema del equipo y en el que recaerán casi todas las responsabilidades ofensivas en los dos partidos que restan a Uruguay en el torneo, tras la expulsión de Luis Suárez en cuartos contra Ghana.
Con tres goles marcados, dos frente a Sudáfrica en el segundo partido y uno en cuartos de final contra Ghana, Forlán es uno de los aspirantes al trofeo de máximo goleador del torneo.
Esa química de grupo, de buen ambiente entre los jugadores es una de las bases del éxito, según el técnico Óscar Tabárez, al que puede considerarse el quinto elemento del repóker uruguayo en el Mundial.
El otro gran elemento sobre el que se ha cimentado el éxito uruguayo ha sido el otro delantero Luis Suárez, que también ha marcado tres goles y salvó al equipo sacrificándose él mismo, al despejar con la mano un cabezazo de Ghana en el descuento de la prolongación, en cuartos de final.
Esa circunstancia arriesgada, propició un penal que el ghanés Asamoah Gyan falló, pero Suárez fue expulsado y no podrá jugar el partido de semifinales contra Holanda.
El otro gran protagonista del milagro uruguayo fue el portero Fernando Muslera, que paró dos penales en la definición.
La guinda al pastel la puso Abreu, quien ya fue uno de los héroes en el repechaje de clasificación al Mundial contra Costa Rica, que fue el elegido para patear el quinto penal en la definición ante Ghana y lo hizo recurriendo a una última locura y enviando el balón a la red a los Panenka.
Son los elementos más significativos del triunfo uruguayo, aunque ha habido otras labores más oscuras como las de Diego Lugano y Diego Pérez.
Ayer, el atacante Luis Suárez, expulsado por rechazar sobre la línea de meta un cabezazo con destino de gol en el duelo de cuartos del Mundial ante Ghana, fue suspendido por un solo partido por la Comisión de Disciplina, indicó ayer la Fifa.

LO QUE DIJERON

Diego Forlán
“Lo importante no es que haya marcado dos goles sino que hayamos ganado. Es la victoria de todo un grupo. Después, si anoto o no, es la lotería de todos los atacantes”.

Luis Suárez
"Era la circunstancia del momento, no me quedaba otra situación y la mano de Dios la tengo yo ahora”.

Óscar Tabárez
“Este equipo no ha perdido ningún partido en el torneo. Otros han llegado a esta instancia del Mundial perdiendo alguno. No me estoy golpeando el pecho, pero la gran expectativa que tengo se basa en cómo son estos muchachos a nivel personal y profesional”.

BAJAS IMPORTANTES

JOHANNESBURGO, AP
Digerida la euforia, toca pensar en Holanda.
Uruguay comienza a preparar las semifinales del Mundial tras la emotiva victoria ante Ghana en la definición por penales.
El técnico Oscar W. Tabárez no podrá contar con su delantero Luis Suárez, expulsado por la famosa mano cometida en el último minuto de la prórroga, ni con el lateral Jorge Fucile, que vio su segunda tarjeta amarilla del torneo.
Además, la pareja titular de centrales, Diego Godín y Diego Lugano, son duda para el partido del próximo martes en Ciudad del
Cabo. Y el volante Nicolás Lodeiro salió con un traumatismo en un pie.