Superclásico Alemania-Inglaterra en octavos, Ghana ilusiona a África

Crédito: 
JOHANNESBURGO, AFP

Alemania e Inglaterra, los dos gigantes que podían caer eliminados este miércoles, sellaron el pase y se verán en octavos, donde también se enfrentarán Estados Unidos y Ghana, que salvó el honor del continente, como primer y hasta ahora único africano clasificado.

Los alemanes ganaron 1-0 a las 'Estrellas Negras' gracias a Mesut Ozil (60) y lograron el liderato del grupo D, con lo que se verá en el cruce, el domingo en Bloemfontein, con los ingleses, segundos clasificados de la llave C tras su triunfo, por idéntico margen, ante Eslovenia con diana de Jermain Defoe (23).
“Lo esencial fue clasificar. Ahora, con Inglaterra, será un superpartido”, anticipó el técnico germano Joachim Low.
Por su parte, Estados Unidos pasó de estar eliminado a ser líder del C con un tanto salvador ante Argelia (1-0) de Landon Donovan (90+1) y se medirá en octavos, el sábado en Rustenburgo, a Ghana, que superó por mejor diferencia de goles (0 contra -3) a Australia, que ganó 2-1 a una decepcionante Serbia.
El éxito de los 'aussies' frenó el desastre africano, que en el primer Mundial celebrado en su suelo había vivido ya el adiós de Camerún, Sudáfrica y Nigeria, y el miércoles de Argelia. El otro equipo 'local' aún con vida es Costa de Marfil, pero sus opciones son mínimas en el grupo G.
“Es muy importante para nosotros y para África. Todavía estoy emocionado, esperamos beneficiarnos del apoyo de toda la población sudafricana y del continente africano”, dijo el DT de Ghana, el serbio Milovan Rajevac.
Después de la caída de Francia el martes, el Mundial se tomó un respiro con los teóricos favoritos y alemanes e ingleses superaron el 'match ball', aunque el tanto final de Donovan desplazó 'in extremis' al equipo de Fabio Capello de la primera plaza y terminó deparando un auténtico choque de trenes.
Con un Wayne Rooney en buena forma al que sólo le faltó el gol, Inglaterra resistió la presión de caminar por la cornisa y se clasificó, dejando fuera del torneo a una de sus revelaciones, Eslovenia, que mantuvo la esperanza hasta el tanto del atacante de Los Angeles Galaxy en el otro encuentro de la llave.
Los ingleses de Fabio Capello, que se habían complicado el objetivo con un arranque de Mundial decepcionante, se impusieron gracias a un tanto del atacante Jermain Defoe tras buen centro de James Milner (23).
Inglaterra logró así su primera victoria en el Mundial, tras sumar empates con Estados Unidos (1-1) y Argelia (0-0).
“Reencontré a mi equipo, que tanto me gustó durante las eliminatorias (al Mundial). Ahora estamos liberados, ya no tenemos nada que temer, estamos muy contentos por nuestros hinchas”, dijo el técnico Capello.
Estados Unidos también acumuló cinco puntos y la misma diferencia de goles (+1) que Inglaterra, pero los norteamericanos marcaron más tantos (4 contra 2).
“El fútbol continúa desarrollándose en Estados Unidos. Los otros deportes tienen una larga tradición, una larga historia. Pero nosotros estamos escribiendo la historia de este deporte en Estados Unidos”, celebró el DT norteamericano Bob Bradley.
En el Soccer City de Johannesburgo, Alemania se reencontró con el triunfo tras su revés ante los serbios en la segunda fecha de la llave y ganó gracias a un tanto de Mesut Ozil, que confirmó su buen momento con un fuerte disparo desde fuera del área, en el minuto 60.
“A partir de ahora debemos ganar todos los partidos, y estamos preparados para eso. ¿Nuestro próximo rival? No nos interesa, no le tenemos miedo a nadie”, dijo Ozil respecto al duelo con Inglaterra en octavos.
Los ghaneses plantaron batalla en la primera parte, pero en la segunda los subcampeones europeos impusieron su superioridad y no se dejaron sorprender por un equipo que repite el éxito de Alemania-2006, cuando superó la primera ronda y dijo adiós frente a Brasil.
Sin las dos máximas figuras de cada equipo, Michael Essien y Michael Ballack, ambos baja por lesión antes del inicio del Mundial, el morbo del partido pasó por el cruce de los hermanos Boateng. Kevin-Prince, el que lastimó a Ballack, jugó para Ghana y Jerome para la Mannschaft, aunque no hubo chispas.