Y Brasil está de luto...

Crédito: 
PORT ELIZABETH, SUDÁFRICA, AP

No habrá un sexto título mundial para Brasil en Sudáfrica, aunque cada vez se acerca más el primero de Holanda.

La “Oranje” avanzó ayer a las semifinales de la Copa del Mundo al vencer 2-1 a Brasil con un tanto de Wesley Sneijder y un autogol de Felipe Melo.
Robinho marcó por la “verdeamarela”, eliminada en cuartos de final por segundo mundial consecutivo, y nuevamente a manos de un equipo europeo. En Alemania 2006, su verdugo fue Francia.
Brasil terminó el partido con 10 por la expulsión de Melo al derribar y pisotear a Arjen Robben.
Holanda _ganadora de sus cinco partidos en Sudáfrica e invicta en 24 consecutivos en general_ avanzó a las semifinales por primera vez desde Francia 1998, cuando fue eliminada precisamente por Brasil en una definición por penales.
Sin grandes lujos, Holanda fue de menos a más contra una selección brasileña que pareció desmoronarse tras el autogol de Melo a los 53 minutos que igualó el marcador.
La velocidad de Sneijder, Robben y Robin van Persie descontroló a la zaga brasileña en un partido de mucho roce y que terminó con la expulsión de Melo.
Robinho abrió el marcador a los 10 minutos al anotar desde el borde del área con un excelente pase filtrado de Melo desde mediacancha.
El autogol de Melo se produjo con un centro de Sneijder que el volante y el portero Julio César salieron a cortar al corazón del área. La pelota rozó la cabeza de Melo, quien a su vez tapó la salida de Julio César, y el balón se anidó en el fondo de la red.
Sneijder anotó el gol del triunfo a los 68, cuando remató de cabeza un córner que pateó Robben y que Dirk Kuyt peinó al segundo palo.

ESTO DIJERON
Dunga, técnico de Brasil.
“No pudimos mantener la misma concentración, la misma forma de jugar del primer tiempo. Sabemos que en la Copa del Mundo hay que jugar los 90 minutos, los partidos se deciden por detalles. “Sin lugar a duda, soy el técnico de la selección brasileña, así que tengo la mayor responsabilidad”.

Wesley Sneijder, volante de Holanda.
“Creo que le demostramos al mundo entero lo increíble que es un partido Holanda-Brasil. Finalmente le ganamos (a Brasil), estamos muy contentos porque vamos a las semifinales. En el gol, gracias a Dios pude estar ahí en el momento preciso, cabeceé y la metí”

Bert van Marwijk, técnico de Holanda.
"Pudimos haber perdido en los 15 primeros minutos. Eso fue lo que les hice ver a los jugadores en el entretiempo. Les dije una y otra vez, tienen que jugar su juego. Hay que ser pacientes contra Brasil'. La gente se burlaba de mí, pero si realmente se quiere conseguir algo hay que creer en ello, siempre dije que Holanda pelearía finales”.

Felipe Melo, volante de Brasil.
"Es un momento difícil, de mi vida, de repente el momento más difícil de mi vida, no conseguimos ganar, es mi primera derrota con la selección brasileña, una derrota dura porque después de ir ganando el juego 1-0 en el primer tiempo tuvimos oportunidad de hacer el segundo".