Defienden derecho a portar armas en EEUU

20 de abril de 2010 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Con pistolas cargadas y fusiles sin balas, decenas de activistas por el derecho a portar armas enviaron lo que consideran es un sencillo mensaje: no me pises. Cientos de activistas que piensan igual efectuaron otra marcha en la capital del país, aunque sin armas, pues allí no está permitido portarlas. Los manifestantes en Virginia que sí llevaban armas hicieron su marcha en un parque nacional, algo legal gracias a una nueva ley firmada por el presidente Barack Obama que permite llevar armas en esos parques. Los organizadores dijeron que es la primera manifestación en un parque nacional desde que la ley fue aprobada. Las estrictas leyes de control de armas en el Distrito de Columbia, donde se encuentra Washington, en general consideran ilegal portar un arma de fuego, por lo que los participantes en la protesta allí marcharon desarmados. Daniel Almond, que organizó la marcha llamada “Restauren la Constitución” en Virginia, dijo que quería reunirse en un lugar donde “podamos ejercer nuestros derechos”. Señaló en dirección a Washington y dijo: “Allá, la Constitución está siendo violada en el hecho de que no podemos portar armas”. Entre los oradores en Virginia estuvo Mike Vanderboegh, ex líder en Alabama del grupo antiinmigrante Minuteman, que en las últimas semanas ha sido denunciado tras haber exhortado a los ciudadanos a arrojar ladrillos a las ventanas de las sedes del Partido Demócrata en todo el país. Ocurrieron varios de esos incidentes después de que Vanderboegh hizo su llamado. Este dijo que las ventanas rotas son una llamada de atención para destacar que mucha gente se siente amenazada por el hecho de que el gobierno federal esté expandiendo su esfera de acción. “Ya no retrocederemos. Ni una pulgada más”, afirmó Vanderboegh ante los vítores de los presentes, tras decirle a la multitud que durante mucho tiempo los estadounidenses han asentido tácitamente ante la pérdida de libertad. Tras su discurso, Martina Leinz, partidaria del control de armas, confrontó a Vanderboegh, lo llamó un “pequeño matón” y dijo que la protesta había sido pensada para intimidar. “Si quisieran dialogar, no necesitarían traer un arma grande con ellos”, dijo sobre los maniestantes. La protesta en Virginia comenzó en el Fort Hunt Park y avanzó a Gravelly Point en Arlington, junto al Aeropuerto Nacional Reagan y justo al sur de la capital del país. Los reporteros casi superaban en número a los manifestantes aquí.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Mundo

DE INTERÉS