Indicadores económicos
2018-11-15

Dólar (TRM)
$3.194,70
Dólar, Venta
$2.960,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,36
Euro
$3.608,73
UVR, Ayer
$260,17
UVR, Hoy
$260,19
Petróleo
US$66,12

Estado del tiempo
2018-11-15

marea

Marea min.: -11 cms.

Hora: 00:36

Marea max.: 16 cms.

Hora: 17:08

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2018-11-15

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

EEUU regresa a la normalidad tras feroz tormenta invernal

Los residentes de la costa este de Estados Unidos regresaron el lunes a sus actividades tras una fuerte tormenta invernal, obligados a soportar demoras en el tránsito y a caminar precariamente entre montículos de nieve.

En una escuela de Brooklyn, en Nueva York, sólo una de las maestras se ausentó a pesar de que la ciudad soportó más de medio metro (2 pies) de nieve.

"Muchos de los maestros llegaron, tomaron el tren en vez de manejar", dijo Wanda Morales, directora de operaciones de la escuela, la Bedford-Stuyvesant New Beginnings Charter School, mientras afuera cuadrillas de limpieza esparcían sal por la acera para derretir la nieve.

En Arlington, Virginia, se veían indicios de normalidad: las tiendas estaban abiertas, las calles estaban despejadas aunque con montículos de nieve aquí y allá. Matthew Mason, de 29 años, iba en tren a su trabajo en un hotel de Washington. Dijo que sentía que debía ir a trabajar aunque vaticinó que sería un día de escasa actividad.

"Estoy harto de quedarme en casa", expresó.

Dave Lenowitz estaba sentado en un colina de nieve en Filadelfia, cerca del lugar que usualmente es la parada del autobús que lo lleva a su trabajo como director de una organización sin fines de lucro.

"Normalmente voy en bicicleta, pero la acera está demasiado resbalosa", comentó. "No hay suficiente nieve. De lo contrario me iría en esquís, son solo siete millas".

La tormenta dejó nieve desde la costa del Golfo a la región de New England, con nevadas récord de Washington D.C. a la ciudad de Nueva York. Al menos 36 muertos se atribuyeron al clima, ya sea por accidentes viales, por palear nieve o por respirar monóxido de carbono.

El transporte aéreo seguía atribulado y hubo cientos de vuelos cancelados el lunes después de un fin de semana en que 12.000 vuelos quedaron cancelados. Algunos aeropuertos en las zonas metropolitanas de Nueva York, Baltimore, Filadelfia y Washington reanudaron operaciones. Pero persistían las demoras, con consecuencias a lo largo y ancho del país.

El senador Dick Durbin iba en un vuelo desde Springfield, Illinois, a Chicago la madrugada del lunes, para luego viajar a Washington. El demócrata por Illinois dijo no estar seguro si podrá llegar a Washington ese mismo día, pero añadió que eso ya le ha ocurrido antes.

"Los que pasamos parte de nuestra vida en Washington sabemos que con las nevadas, siempre puede ocurrir lo peor", comentó.

Tom Aloi, que trabaja como gerente en una empresa de construcción, estaba en el Aeropuerto de O'Hare en Chicago tratando de regresar a Nueva York tras un viaje de negocios a Alemania. Su vuelo a Newark Liberty ya había sido retrasado varias veces.

"Sí, por supuesto, estamos frustrados, molestos", dijo Aloi. "La tormenta tiene un efecto dominó. Ocurre aquí pero afecta al mundo entero".

En Nueva York, Bret Mattingly, de 23 años, iba al aeropuerto de LaGuardia en Nueva York para comenzar clases en la Universidad Butler, donde estudia ciencia de computación.

"Se suponía que mi vuelo iba a ser ayer pero fue cancelado, así que perdí clases", comentó.

Amtrak operó con menos trenes, dijo el portavoz Marc Magliari. Se estima que el servicio tanto ferroviario como de autobuses sería limitado en toda la región el lunes.

Las nevadas comenzaron el viernes, y los últimos copos cayeron antes de la medianoche del sábado. Después, los equipos de trabajo se apresuraron todo el domingo en despejar calles y aceras.

El brillante sol del domingo y el suave aumento de temperaturas ofreció un respiro tras la ventisca. El lunes, la nieve en la ciudad de Nueva York comenzaba a derretirse y se caía de los rascacielos.

El terreno fue idóneo para la enorme guerra de bolas de nieve en Baltimore, donde más de 600 personas respondieron a la invitación de Aaron Brazell en Facebook.

Pero un día de sol no bastó para despejar todas las vías. Muchos automóviles estacionados quedaron varados por la nieve que los rodeaba, colocada allí por los vehículos especializados de despeje.

En Nueva York, el alcalde Bill de Blasio exhortó a los residentes a dejar sus automóviles estacionados si quedaron bloqueados por la nieve, tras una nevada récord de 676 centímetros (26,6 pulgadas).

Las oficinas federales permanecerían cerradas el lunes, y Virginia dijo a sus trabajadores estatales que se quedaran en casa. Las escuelas entre Washington y Jersey Shore dieron a los alumnos el lunes libre. En los alrededores de Washington, D.C. también se cancelaron las clases del martes.

La autoridad de tránsito de Nueva York indicó que para el servicio de trenes Long Island Rail Road, tres de sus 12 rutas habían sido restablecidas, y otras tres operaban con trenes a diésel.

Los trenes subterráneos, los autobuses y la red ferroviaria Metro-North Railroad operaban con normalidad.
 



Ranking de noticias

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese