Indicadores económicos
2018-11-14

Dólar (TRM)
$3.197,20
Dólar, Venta
$2.935,00
Dólar, Compra
$2.780,00
Café (Libra)
US$1,37
Euro
$3.600,36
UVR, Ayer
$260,12
UVR, Hoy
$260,17
Petróleo
US$65,47

Estado del tiempo
2018-11-14

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 00:13

Marea max.: 17 cms.

Hora: 16:29

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2018-11-14

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Golpeada por la droga, Argentina observa la experiencia uruguaya

Mientras una parte del mundo está pendiente del experimento uruguayo de legalizar la producción y venta de marihuana, sus vecinos argentinos no debaten sobre el tema y se concentran en los problemas que provocan las drogas en su sociedad.

Uruguay se ubicó en el centro de la escena mundial en diciembre de 2013 con la aprobación de una inédita norma que regula el mercado de cannabis y sus derivados.

"En Argentina la iniciativa uruguaya no ha movilizado ni la más mínima discusión política respecto al cambio de leyes sobre las drogas", dijo a la AFP Sebastián Basalo, promotor de la legalización de la marihuana y director de la revista "thc", en referencia al tetrahydrocannabinol, principal componente psicoactivo de la marihuana.

Basalo considera que "la ley uruguaya es la mejor y más completa del mundo". "Es revolucionaria por la creación de clubes de cultivo comunitario formados por personas que se juntan para plantar cannabis y luego la reparten sin fines de lucro para el consumo", destacó el activista.

La audaz iniciativa del izquierdista Frente Amplio de Uruguay avivó un debate en el cual varios países latinoamericanos, entre ellos México y Colombia, interpelaron la tradicional política represiva implementada por Naciones Unidas en la lucha contra la drogas.

Pero en Argentina, cuya capital Buenos Aires está a sólo 204 km de Montevideo en línea recta, ninguno de los cinco proyectos que esperan ser discutidos en el parlamento proponen legalizar el cannabis.

Sólo se plantea la despenalización del consumo y su uso con fines médicos.

Este país que sirve sobre todo de tránsito de las drogas, vive días de agobio ante la proliferación de laboratorios clandestinos, puntos de venta en zonas pobres y violencia vinculada al narcotráfico, hasta ahora inéditos para la sociedad argentina.
   
SEÑALES DE ALARMA

Para Ricardo Vargas, experto en drogas y director del centro de estudios Acción Andina de Colombia, el establecimiento de traficantes en Argentina "es algo que viene ocurriendo desde hace rato, pero ahora tiene más visibilidad en los medios", indicó a la AFP.

Las crónicas policiales informan cada vez con mayor frecuencia de la aparición de crímenes con sello narco cometidos por sicarios desde motocicletas, una modalidad hasta ahora desconocida en el país, o redadas espectaculares en barrio marginales de la capital y provincias.

"Lamentablemente el narcotráfico se instaló en esta década", dijo el alcalde de Buenos Aires, Mauricio Macri, de derecha y opositor al gobierno de Cristina Kirchner.

"Somos el país con menor radarización de América Latina", advirtió el funcionario, expresando así un sentir común entre las autoridades: que el flagelo se combate con más policías, radares y leyes duras.

   MIRANDO A URUGUAY DE REOJO
   
 "Creo que se llegó a una buena ley para el propósito que tenía el gobierno uruguayo", dijo a la AFP la diputada oficialista Diana Conti, autora de uno de los proyectos presentados en el Congreso para despenalizar el consumo.

Pero "vamos a ver ahora cuál es el fruto de la experiencia, cómo les va con el proyecto", agregó.

Conti admite que en Argentina no hay ningún proyecto parecido al uruguayo y advierte: "Aquí esta iniciativa es impensable".

Basalo acusa al poder Ejecutivo de ser el primer obstáculo de un proyecto de ley consensuado presentado el año pasado para despenalizar la tenencia de drogas para uso personal.

"Pese al crecimiento del tráfico de narcóticos, las autoridades argentinas insisten en reprimir al usuario: En 2013 detuvieron 9.414 consumidores, eso es más de uno por hora", denunció el activista pro marihuana.

Conti apuntó que "el 92% de las detenciones en Argentina son usuarios y aunque no se llega a la condena, el proceso penal deja un estigma".

Los defensores de la legalización no se dan por vencidos y como lo hacen desde 1999 este sábado 3 de mayo celebran la Marcha Mundial de la Marihuana, un evento que el año pasado convocó a 100.000 personas en Buenos Aires.



Ranking de noticias

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese