Opositores piden "amparo" a OEA y Maduro busca salvavidas económico en China

14 de septiembre de 2018 10:59 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La oposición venezolana pidió hoy a la Organización de Estados Americanos (OEA) que actúe ante las supuestas violaciones a los derechos fundamentales en el país, en una jornada en la que el presidente, Nicolás Maduro, arribó a China con la mira puesta en "marcar una nueva era en las relaciones" entre ambos países.

La formación opositora Vente Venezuela (VV) acudió a la sede de la OEA en Caracas para entregar un documento en el que piden a la comunidad internacional actuar frente a las violaciones de Derechos Humanos que, denuncian, se están cometiendo en el país petrolero.

"Tenemos derecho al amparo de los organismos internacionales en materia de Derechos Humanos (...) no estamos aquí pidiéndole favores a la comunidad internacional", dijo a periodistas el dirigente de VV Luis Tarbay tras respaldar el trabajo que ha hecho el secretario general de la OEA, Luis Almagro, contra el Gobierno de Maduro.

"No hemos venido a pedir que hagan nuestro trabajo, hemos venido a exigir que se cumplan los tratados (...) que la comunidad avance en buscar soluciones no solamente para el problema migratorio que se está produciendo (...) sino que miren sobre los derechos humanos de los venezolanos que estamos aquí", prosiguió.

Señaló que el documento manifiesta el apoyo a la investigación que hizo un grupo de expertos sobre las supuestas violaciones de derechos humanos y en el que se habla "del uso sistemático de asesinato, encarcelación, tortura, violencia sexual, persecución y desaparición forzada" en el país caribeño.

Con todo, no ofreció ejemplos específicos sobre alguno de estos casos.

"Los venezolanos merecemos justicia, no tenemos acceso y eso ha abierto las compuertas para que la justicia internacional pueda actuar en nuestro favor", expresó el representante del movimiento fundado por la dirigente María Corina Machado.

El dirigente político agregó que el fin de la revolución bolivariana, en el poder desde 1999, es la única solución para sacar a Venezuela de la severa crisis económica en que entró bajo la Administración de Maduro.

En paralelo, el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela (AN, Parlamento), Omar Barboza, confirmó hoy a periodistas que pidió al Papa Francisco que interceda por los llamados "presos políticos" del país.

"Le entregamos copia del informe sobre los presos políticos en Venezuela, pidiéndole su intercesión por la libertad de ellos", dijo Barboza durante un acto político en Caracas.

El diputado indicó que también entregaron al religioso un informe sobre la situación del legislador Juan Requesens, de 29 años, quien fue detenido hace poco más de un mes y es acusado de planear el fallido atentado que sufrió el presidente venezolano, Nicolás Maduro, el pasado 4 de agosto.

"La impresión que tengo es que el papa está muy bien enterado de lo que está ocurriendo en Venezuela, está muy preocupado (...) tiene la mejor voluntad de ayudar a buscar soluciones a la crisis que vive Venezuela", agregó.

La agrupación de abogados Foro Penal, que defiende a la mayoría de los considerados presos políticos en el país, cifró esta semana en 234 el total de casos mientras que el Parlamento maneja una lista que sobrepasa los 300.

Entretanto, el presidente Maduro arribó esta misma jornada a China para aspirando "marcar una nueva era en las relaciones entre China y Venezuela", según dijo apenas bajar del avión.

China es, desde la pasada década, uno de los más importantes socios comerciales de Venezuela, país que le paga gran parte de los créditos e importaciones con crudo, fuente energética de la que el país suramericano posee las mayores reservas del planeta.

Aunque no especificó qué acuerdos desea alcanzar, Maduro dijo que aspira "darle un gran empuje a las inversiones energéticas, a las inversiones económicas, y al comercio" entre ambas naciones.

"Vengo con grandes expectativas (...), China es nuestra hermana mayor (y) voy a estar muy feliz cuando en la mañana del viernes esté reunido al lado de nuestro hermano Xi Jinping", dijo el venezolano.

Esta visita de Estado ocurre cuando Venezuela enfrenta una severa crisis económica que se traduce en hiperinflación y escasez de todo tipo de productos, fenómenos que obligaron a Maduro a lanzar un paquete de medidas que opositores y expertos estiman incompletas e impertinentes. 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Mundo

DE INTERÉS