Washington quiere compartir impuestos de marihuana

02 de febrero de 2015 09:52 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Washington legalizó la marihuana hace más de dos años, pero en la mayor parte del estado aún no hay lugares donde se venda la hierba aprobada, y es que más de 100 ciudades y condados han prohibido los negocios de marihuana, lo que dificulta el combate al mercado negro.

Los legisladores creen tener al menos una solución parcial: pagarle a los habitantes para que permitan la llegada de la marihuana legal.

De acuerdo con los proyectos de ley propuestos en ambas cámaras en Olympia, el estado compartiría una parte de sus ingresos por impuestos de marihuana con las ciudades y los condados, pero únicamente si permiten negocios aprobados de marihuana en su jurisdicción. Es una idea que ha funcionado hasta cierto grado en Colorado, comentó Kevin Bommer, subdirector de la Liga Municipal de Colorado.

"Definitivamente ha hecho una diferencia", comentó el lunes. "Sin ella, no habría tantas municipalidades en Colorado aprobando la venta al menudeo de marihuana".

La ley de marihuana legal en Washington, la iniciativa 502, fue aprobada por el 56% de los votos en 2012. Pero en muchas partes del estado _especialmente en la zona central y del este de Washington_ los votantes se opusieron a ella. Funcionarios de muchas ciudades han impuesto prohibiciones al negocio de la marihuana, viendo pocas razones para dejarlos operar, y las cortes han respaldado su autoridad para emitir tales prohibiciones.

En Poulsbo, una ciudad al oeste de Seattle, una ligera mayoría de votantes aprobó la ley de marihuana legal, pero la ciudad adoptó una prohibición total al negocio de la hierba. El consejero Ed Sterns señaló que la prohibición fue motivada completamente por la falta de repartición de ingresos. Sterns funge en la junta de la Asociación de Ciudades de Washington, una organización formada para presionar al estado para compartir ingresos por el licor luego de que la prohibición llegara a su fin en 1933.

Gobiernos locales siguen percibiendo ingresos del licor, y si el estado hace lo mismo con la marihuana, Sterns dijo que pediría a Poulsbo reconsiderar su prohibición.

"Los impactos son completamente locales: planeación, permisos, inspecciones y, lo más importante, una buena política de la comunidad", comentó Sterns. "Esos impactos son parcialmente mitigados por la distribución de ingresos".

Desde que las tiendas de marihuana legal abrieron en Washington a mediados del año pasado, el estado ha recaudado 20 millones de dólares en impuestos relacionados con la marihuana. En Colorado, las ventas y los impuestos por el consumo alcanzaron los 50 millones de dólares en el primer año de ventas legales, y cerca de seis millones de dólares fueron devueltos a los gobiernos locales.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Mundo

DE INTERÉS