Indicadores económicos
2017-08-17

Dólar (TRM)
$2.967,32
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.474,73
UVR, Ayer
$251,76
UVR, Hoy
$251,75
Petróleo
US$46,78

Estado del tiempo
2017-08-17

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 12:26

Marea max.: -31 cms.

Hora: 20:07

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-08-17

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Fusión musical que recorre el mundo

Así como Carlos Vives, desde principios de los años noventa sería uno de los principales gestores del movimiento fusión en Colombia, en diferentes partes del mundo vemos este tipo de casos en los que jóvenes músicos, que crecieron con ritmos modernos y globalizados como pop, rock y la música electrónica, decidieron mirar hacia sus raíces y mezclar todos sus conocimientos y gustos en conceptos que dejan de estar enmarcados dentro de los géneros tradicionales para convertirse en una nueva alternativa musical que hoy en día escucha el mundo entero.

De fusión, Colombia sabe mucho. En la actualidad no es para nada ajeno y todo puede ser susceptible de mezclarse, cosa que no era tan fácil cuando Vives, tras su éxito televisivo y musical, decidió crear la agrupación La Provincia para, a través de ella, permitir un encuentro entre la música vallenata que él había interpretado encarnando a  Rafael Escalona y el rock y el pop que él intentaba proponer como solista.

Tarea nada sencilla. Mientras la juventud y buena parte del interior del país aceptaba esta alternativa musical, los puristas del vallenato la tachaban de incorrecta, se decía que Vives no sólo se alejaba del la esencia del vallenato, sino que atentaba contra él. Palabras necias que el tiempo borró. Hoy, buena parte del impacto nacional e internacional de este género se le debe a la osadía del artista samario y al grupo de talentosos músicos de La Provincia.

El tango fusión

Algo parecido sucedió en otras partes del mundo. Hace algunos años, Gustavo Santaolalla, productor y precursor del llamado rock alternativo latino (lanzó al estrellado bandas y artistas como Julieta Venegas, Molotov, Caifanes, Café Tacuba y Bersuit y fue artífice de los cuatro más exitosos álbumes de Juanes), conoció a Luciano Supervielle, un joven nacido en Francia por accidente del destino (su padre vivía en el exilio), pero con sangre porteña en sus venas. Él había comenzado a mezclar diferentes músicas, como la francesa y los sonidos electrónicos, pero también tenía ganas de redescubrir la esencia del tango, ahora desde una óptica moderna, actual.

Sacar al tango de los pequeños bares argentinos, la mayoría de ellos creados para turistas, y llevarlo a las principales discotecas del mundo parecía una misión imposible. La relación Santaolalla - Luciano dio como resultado Bajofondo Tango Club, banda en la cual todos los conceptos que aquel joven llegado de Francia quería incorporar en la música y bajo un sello propio.

“Veníamos de la mano de uno de los productores más importantes de la música latina de los últimos 20 años, como lo es Gustavo Santaolalla, con un concepto que trabajamos por mucho tiempo. Claro, retomando algunos clásicos del repertorio tanguero de todos los tiempos, pero también creando nuestras propias piezas. La ola de críticas fue bárbara, nos dieron muy duro los tradicionalistas. Lo bueno es que ellos no eran nuestro público objetivo, y en las discotecas de Argentina el apoyo fue total. Poco a poco, la onda se fue por todo el continente, donde nos han recibido con los brazos abiertos”, comenta Luciano.

Bajofondo Tango Club cuenta ya con diez años de sólido trabajo. Es más, generó un movimiento en Río de la Plata denominado ‘tango electrónico’, con nuevos exponentes como Narco-tango, y  fue una puerta de entrada para que nuevo público, en especial los jóvenes, luego de bailar y disfrutar con esta fusión musical, se vuelvan a interesar por el tango.

Pop con aires gitanos flamencos

Quizá fue desde Ketama, la banda que inauguró el llamado ‘nuevo flamenco’, cuando este ritmo español empezó a encontrarse más de cerca con el pop, lo cual se concretaría más adelante con El último de la fila, Alejandro Sanz y Melendi.

Hoy, aunque las castañuelas y las guitarras andaluzas no sean obvias en las canciones, marcan parte del sello de Antonio Orozco, un artista que para América Latina y Estados Unidos es apadrinado por Juanes, y que poco a poco se ha convertido en uno de los preferidos por las emisoras que programan pop en Colombia.

Tal vez en él, este tipo de mezcla no es pensada, no es una fórmula para intentar algo novedoso en el pop, que tanta falta le hace al género; es algo completamente natural para un hijo de una ciudad multicultural como Barcelona, de padres sevillanos y con una vida recorriendo el mundo.

Cinco discos en 11 años de carrera discográfica lograron un sonido propio, donde los aires de la rumbita y el canto jondo se hacen presentes en una armonía perfecta con el pop. Es el tipo de balada que tiene personalidad propia sin dejar de ser fiel a su género.

En Colombia, Antonio acaba de publicar Renovatio, un álbum que ha concentrado en los mercados de Estados Unidos y América Latina para demostrar que es un digno cantautor representante del legado construido por apellidos como Carmona y Sanz.

Ya lo sabes, una de sus nuevas canciones, ocupa los primeros lugares de popularidad en Colombia, por lo que, seguramente, le hará visitar a nuestro país en los próximos meses.

LEA MÁS SOBRE Nueva

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese