Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-10

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-10

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Alimentar el ego

MIGUEL YANCES PEÑA

Por: MIGUEL YANCES PEÑA

7 de Noviembre de 2016 12:00 am

El reconocimiento espontáneo, desinteresado y merecido, es un alimento de la autoestima que todo ser humano necesita. No obstante, el vivir y hacer para conseguirlo le resta valor, y hace más difícil su consecución. No creo que la gente le reconozca méritos a quien vive pidiéndolos; no, así no funciona. La humildad del poseedor del talento, o del responsable del logro, es fundamental para recibir el reconocimiento: debe ser sorpresivo, inesperado, para que pueda ser valorado.

Me refiero a lo más puro del sentimiento humano. Sin embargo, la vanidad ha acabado con todo eso. Hay personas que viven auto elogiándose, y parece -por eso lo hacen- que sienten satisfacción al hacerlo. Nada más falso. Los aplausos los otorga el público, es lo genuino.

Pero las formas hoy son diferentes. Todo es hipocresía, todo es teatro, todo es manipulación. A costa de querer evitar la perniciosa concentración de poder, este se ha dispersado tanto, que se convirtió en capacidad de influir. ¡Poder es capacidad de influir! Y para influir usted puede persuadir, decir cosas inteligentes, convenientes; o seducir. 

Dependiendo del estado evolutivo de los seres que buscan poder, y sobre los que se desea tenerlo, será más fácil razonarles, que seducirle y manipularle: equivocar la estrategia (tratar de seducir a un ser racional, o razonarle a uno que no lo es) suele ser tan ofensivo que se gana un enemigo contradictor.

La seducción se basa en identificar el punto débil, el talón afectivo de Aquiles, el punto de mayor intensidad erógena, y satisfacerlo (es la moda): si le gusta el chocolate, darle chocolate; si necesita adulación, adularlo; si dinero, darle mermelada, y así; poco a poco va logrando influencia y poder entre quienes se dejan. Otra forma -perversa y perniciosa- de lograr poder es mintiendo, intimidando, amenazando, chantajeando.

Sin querer he descrito a los dos personajes más controvertidos del momento: Uribe, racional; Santos, el otro; que, además, ha mostrado ser súper vanidoso; hambriento de reconocimientos que los ha buscado por encima de todo limite (él o sus lacayos), y que, a pesar de ser inmerecidos, parece disfrutar.

El viaje a UK le ha servido a Santos para contrarrestar, con adulaciones de la realeza británica, la posición de Suiza. Y al decir que “perdió por trampas”, cuando la mentira, la trampa y la intimidación (ya el mundo lo sabe) provino de sus labios, está tratando de justificar ante el mundo, lo que ya dijo hará: firmar los acuerdos queden como queden. Y es que Santos le da más importancia al apoyo extranjero -amparado en que el mundo de la realeza, su mundo, es un mundo de parafernalia, hipocresía y traiciones, no de verdades- que al de su propio país.

movilyances@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese