Autodefensa intelectual

08 de abril de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Hace unos días me reuní con Madani Cheurfa, Secretario General de CEVIPOV (Centro de Investigación Política - SciencesPo), con el ánimo de nutrir mi investigación sobre cómo la educación puede ser la salida para países en vía de desarrollo. Después de exponerle parte de mi tesis de cómo personas más educadas tendrían mejores ingresos y por ende mejor calidad de vida, pero que existe poca voluntad política para invertir en esto, me contestó diciendo “tal vez lo que ustedes necesitan es autodefensa intelectual”. Enseguida le abrí los ojos y le dije “¿sabe usted lo que han sido las autodefensas en Colombia?”, sonrió mientras me pasaba un libro de Normand Baillargeon titulado “Pequeño curso de autodefensa intelectual”.

Todos en este mundo tenemos creencias (así nuestra creencia sea no creer) e intereses, que son heredadas inconscientemente por nuestra cultura, nuestra familia, nuestra religión, e incluso por genética. Nuestras creencias e intereses son nutridos por nuestras emociones, y cada acción que toma una persona es siempre precedida por un impulso emocional. De esto no se escapan ni los más objetivos o estadistas, ni mucho menos yo, que vivo apasionado por los temas públicos; nuestro cerebro filtra gran parte de la realidad para ajustarla a nuestra versión de las cosas y hacernos sentir a gusto con las acciones que estamos tomando. Es la forma de entender cómo alguna gente sigue apoyando ciegamente a Nicolás Maduro en la tan sufrida Venezuela; en sus cabezas, ellos creen que están bien.

Este principio humano, al que tanto se refería George Orwell, es particularmente peligroso en épocas electorales. Mientras algunos dicen que vivimos en una “sociedad de la información”, en realidad estamos siendo bombardeados por representaciones visuales de datos y encuestas apuntadas a nuestras creencias e intereses que tuercen la realidad con el simple propósito de convencer, pero no de hacernos razonar. Si tu ideario es de derecha, centro o izquierda, cualquier dato que se ajuste a tu óptica lo vas a digerir fácilmente, rechazando casi que automáticamente el resto, sin preguntarte nunca por qué. En esto he caído una y mil veces.

Si estamos de acuerdo en que las grandes decisiones las toma el sector público, la autodefensa intelectual nos ayuda a blindar nuestro sentido crítico del control y la manipulación para escoger mejores gobernantes y depurar la democracia. “Lo más importante es que cada persona salga a construir su pensamiento crítico… pero no frente al televisor, sino salir y hablar en sociedad”, dice el mismo Baillargeon. A esto los invito, y me autoinvito, casi un año antes de las elecciones: evitemos tanta basura mediática y untémonos de realidad, entender lo que siente tu vecino es más importante que sentirte parte de una falsa verdad.

Si tu ideario es de derecha, centro o izquierda, cualquier dato que se ajuste a tu óptica lo vas a digerir fácilmente, rechazando casi que automáticamente el resto (...)

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS