Cartagena en acción

06 de marzo de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Este jueves ocho de marzo tendremos en Cartagena un gran encuentro ciudadano para hablar de los beneficios de adoptar prácticas de buen gobierno y dejar atrás las que nos atrapan en el subdesarrollo y la pobreza. Es una iniciativa privada, independiente, financiada por un grupo de empresarios y ciudadanos quienes quieren que la ciudadanía tome conciencia del valor de la honestidad y la transparencia en la gestión pública, que haya eficiencia en el gasto público y, así, mejor inversión social.

Frecuentemente nos preguntamos por qué la corrupción se enquistó en nuestra sociedad y cómo hacer algo efectivo para acabarla. Muchas son las razones y justificaciones, como que políticos y empresarios tienen la culpa, que las entidades de control también son corruptas, que ponemos las quejas y denunciamos pero no pasa nada. Y es cierto, la mayoría de las veces no pasa nada, hasta que el sufrimiento nos toca a la puerta, cuando nos desalojan de nuestras viviendas porque el edificio no cumple con las normas, cuando la calle que pavimentaron en la cuadra del barrio no se terminó porque la plata no alcanzó, o cuando se nos muere un familiar por falta de atención. La reacción del momento es protestar en la calle para que el mandatario de turno nos repare el problema. Y luego se nos olvida por qué y quiénes fueron los autores de nuestra desgracia.

¿Cómo pasar de la retórica a acciones que nos devuelvan la confianza en el manejo de los recursos públicos, sin esperar que el Estado tome la iniciativa? Si el Estado no es capaz de vigilar, defender y hacer cumplir los procesos de contratación con transparencia y eficiencia, mediante los respectivos entes de control, entonces la ciudadanía debe empoderarse y hacerlo por su cuenta. Hago dos propuestas: que tanto empresarios como ciudadanos acojan y adopten como parte de su programa de responsabilidad social, el proyecto Vigila Cartagena, de Funcicar, el cual en tan corto tiempo mostró resultados visibles que ayudaron a rectificar algunos procesos de contratación.

Así como las empresas y algunos ciudadanos generosos contribuyen a construir escuelas, parques, o puestos de salud, para mejorar la calidad de vida de los más necesitados, de igual forma pueden combatir el flagelo de la corrupción, esa que destruye las oportunidades de desarrollo social y económico de nuestra población.

En la página web de Funcicar todos podemos aportar la suma que queramos a este proyecto de empoderamiento ciudadano que contribuirá a mitigar la contratación amañada, las obras inconclusas y de mala calidad, y el enriquecimiento de pocos a costa de muchos.

La segunda propuesta es pedirles ser vigías de la contratación del mandatario de turno y sus secretarías, denunciando las irregularidades para corregir y sugerir antes que los contratos se realicen, o como suele suceder, se siniestren.

Este es el propósito que nos propone Vigila Cartagena: actuar para ser parte de la solución.
veljaiek@andi.com.co

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna