Cartagena en la mira

26 de octubre de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Por estos días nuestra ciudad está en destacadas noticias y análisis en periódicos, radio, revistas y programas de televisión nacionales que, por cierto, tampoco es que nos hayan sorprendido con hechos y denuncias que no hubiésemos leído, escuchado o visto antes.

Tal vez la novedad sea el ver agrupadas en tan poco tiempo, tantas de nuestras manifestaciones y evidencias de los notables y positivos avances en diversas materias sociales y sectores económicos a lo largo de estos años de administraciones públicas desconectadas entre sí, a la par del crecimiento de la informalidad, injusticia social, pobreza, corrupción, microcotráfico, mafias de invasores y constructores piratas, en fin, un mar de bienes y males que parecen aplazar indefinidamente las posibilidades de crecimiento armónico y equitativo.

Por el contrario, en momentos como los que estamos viviendo, de profunda crisis institucional y social, es cuando se suelen encontrar las mejores oportunidades para dar un salto cualitativo en el desarrollo sostenible y la evolución de las sociedades. Pero para eso se necesita de líderes que interpreten el momento, tengan sentido de grandeza, se sobrepongan a sus propios miedos y resentimientos, y asuman los riesgos que les imponen las posiciones que en suerte les ha correspondido ocupar.

En nuestro caso, ese liderazgo compete al Alcalde, a los líderes sociales, gremiales y comunales, a los directivos de instituciones de educación superior, a las iglesias, a los representantes de las “ías” y, en fin, a las denominadas fuerzas vivas de la ciudad. Y es de comprender que por el hecho de la interinidad de Londoño, le corresponda al gobernador Turbay asumir un papel protagónico en tan necesario liderazgo, para acompañar al alcalde (e) mientras asume el nuevo burgomaestre en propiedad.

Es inaplazable que estos dos líderes, en compañía de las mencionadas fuerzas vivas, inicien un proceso serio, generoso y estratégico, para encontrar el camino que nos eleve al nivel de ciudad de la cual los colombianos, pero sobre todo nosotros los cartageneros de nacimiento o por adopción, nos sintamos orgullosos.

Entre tanto, cuenten tales líderes que los ciudadanos que amamos a Cartagena, estaremos prestos a apoyar las iniciativas que surjan de esos encuentros, bajo el convencimiento de que no caben ahora discriminaciones ni exclusiones, pues tendremos que partir del material del que estamos hechos, con nuestras miserias y flaquezas, ya que no hay tiempo para esperar que nuevas generaciones, mejores que nosotros, saquen a la Fantástica del vergonzoso corral de inequidades en que se encuentra.

*Abogado

NICOLÁS PAREJA BERMÚDEZ*
npareja@np-asociados.com
 

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS