Indicadores económicos
2018-10-21

Dólar (TRM)
$3.079,88
Dólar, Venta
$2.817,00
Dólar, Compra
$2.710,00
Café (Libra)
US$1,46
Euro
$3.532,62
UVR, Ayer
$259,83
UVR, Hoy
$259,84
Petróleo
US$79,81

Estado del tiempo
2018-10-21

marea

Marea min.: -3 cms.

Hora: 02:45

Marea max.: 16 cms.

Hora: 09:11

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2018-10-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Cartagena infestada

ALCIDES ARRIETA MEZA

Por: ALCIDES ARRIETA MEZA

10 de Agosto de 2018 12:00 am

Escribir sobre  el avance de  la crisis de la ciudad  de Cartagena,  es  un   estribillo, reiterada  crítica  de  un  deprimente  estado  de  cosas  en brutal expansión, por cuanto  la reincidente   deshonestidad  pública, no tiene límites  ni barrera  alguna, por culpa  de  una inhumana  casta  de avaros  y codiciosos  personajes, que  se han apropiado de los  recursos  estatales  y de la función pública, con la  complicidad  de   un sector  de la  institucionalidad  y  de  minoritarios colectivos  sociales.

Columnistas  nacionales, regionales  y  locales, desde hace décadas  se  han  referido  al asunto, insistiendo sobre la  necesidad  de generar  un cambio  trascendental,  que implicaría, no solo  reestructurar  las  bases  del  Estado, sino reemplazar  a los  bandidos, que disfrazados de servidores públicos, protegen la  depravación  oficial. Los  resultados no  han sido los esperados.

Cartagena,  avanza  hacia   una  ciudad  fallida, dentro  de  la  caracterización  de  Noam Chomsky, por cuanto, en el Estado Distrito, no se  garantizan  ni se protegen eficazmente  los  derechos humanos,  no hay control  integral del territorio, y la corrupción domina en muchas dependencias oficiales, es parte de la cultura   institucional, verdaderas escuelas del delito. 

“La  robadera “denunciada por el  Dr., Edgardo Maya,  Contralor   General  de  la  República, en todo  el  país,  acá es  más evidente. En Cartagena, todo el mundo sabe quiénes  son,  doctores  en  toda clase  de torcidos, que  se  han  venido  apropiando  de  los  impuestos  distritales,  realizando  conciertos  delictivos, legalizados  bajos  las  distintas formas  de la  contratación  estatal. 

Los  mafias  públicas en  el país y  en Cartagena no se  detienen, porque  no  han tenido la  sanción social  y  judicial  que  se  merecen, por eso  son soberbios  y arrogantes, amenazan  e  intimidan, porque  alguna  institucionalidad  está  de su  lado, por ello,  son todo poderosos, no obstante los esfuerzos  por combatirlos.

La prostitución estatal, en Cartagena,  es  estructural, histórica, sistémica, gigantezca  y potente. La corrupción se “chupó  a Cartagena  porque “descubrieron  la fórmula  para  saquearla  de  manera  sistémica”. Columna  del  20  de Diciembre  de  2012, escrita por el suscrito, han trascurrido más de cinco años,  las cosas  van  de mal en peor.

Las  crisis  son  oportunidades. En efecto, las  veedurías  decentes  están  actuando, el consejo Gremial, Aciembol, Funcicar, la  sociedad  de Ingenieros, el colegio de abogados,  la veeduría  de la  rama  judicial, columnistas, periodistas independientes, portales investigativos al unisono, han decidido  intervenir. Las  autoridades  de control, deben seguir brindando su institucional apoyo.

La putrefacción  distrital, tiene distintos  orígenes, una  de  ellas, las campañas electorales, mercado persa, en un territorio lleno de pobreza, en donde el poder de elegir el voto tiene un precio al detal y al por mayor, esto último ofertado por verdaderos líderes del desastre.

La corrupción  de cuello blanco, ha tomado formas sofisticadas, “se presenta en forma alarmante en dos modalidades de impunidad, los implicados no solo se pasean oriundos  e impúdicos, sino que osan erigirse como líderes de opinión y censores morales", Alfonso Gómez  Méndez.

Las denuncias realizadas sobre algunas dependencias distritales son preocupantes, estas son fuentes inagotables de corrupción, hechos, que debe poner a pensar a todos los habitantes de Cartagena, sobre la suerte que están corriendo sus impuestos por causa de los carruseles, pulpos, carteles, mafias, venas rotas  y ollas podridas. Son apestosos prostíbulos estatales.

La corrupción destruye el presente, niega el futuro, destruye la sociedad, es pobreza, subdesarrollo, violencia, analfabetismo, por ello es necesario crear un sistema integral de lucha contra la corrupción, un sistema educativo que la enfrente y fortalecer  e instrumentalizar los controles ciudadanos.   

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese