¡Corazón contento!

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Cuando comenzó mi colaboración con la Arquidiócesis de Cartagena y ABACO, la Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia, me encontré con un panorama de la vocación de beneficencia en la Heroica bastante fértil, la gente es generosa y hay que darle ocasión de donar, que es tanto o más satisfactorio que recibir.

Una persona muy generosa donó los primeros mil kilos de arroz y luego Caracol me cayó con otros mil kilos, y finalmente, afortunadamente, apareció Gabriel “El Indio” Rodríguez y con él armamos un tinglado que ya tiene resultados para mostrar.

“El Indio” es un arquitecto archiuribista con el cual en el pasado habíamos tenido nuestros encontrones, pero estas diferencias políticas entre los dos son un ejemplo de la coexistencia pacífica que el país debería aceptar y aplicar: un verde y un uribista logramos el “entente” porque nos une un solo objetivo en la vida, un solo gran amor que es Colombia y una devoción especial por Cartagena de Indias.

Y creamos una fundación, “Corazón contento”, cuya primera misión es dar de comer al hambriento, una de las obras de misericordia corporal que la Iglesia en su sabiduría milenaria pone a disposición del hombre: visitar a los enfermos, dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento, dar posada al peregrino, vestir al desnudo, visitar a los presos, enterrar los difuntos.

Las otras siete obras de misericordia espirituales son un verdadero programa de gobierno: enseñar al que no sabe, dar buenos consejos a quien los necesita, corregir al que se equivoca, perdonar al que nos ofende, consolar al triste, sufrir con paciencia los defectos del prójimo, rezar a Dios por los vivos y los difuntos.

El papa Francisco nos invita a reflexionar sobre las obras: “Será un modo para despertar nuestra conciencia muchas veces aletargada ante el drama de la pobreza y entre estas, la limosna hecha a los pobres es uno de los principales testimonios de la caridad fraterna, para entrar todavía más en el corazón del evangelio, donde los pobres son los privilegiados de la misericordia divina”.

Por eso con el Banco de Alimentos de la Arquidiócesis de Cartagena, la Fundación Biopsicosocial, y Corazón contento, estamos organizando un almuerzo navideño el 24 de diciembre al medio día en la calle Revivir, de San José de los Campanos, con la respectiva entrega de regalos a 106 niños del barrio.

Estamos solicitando donaciones de juguetes, libros, dulces y ayuda de los voluntariados, y esperamos que los restaurantes de Cartagena colaboren con un caldero de arroz con pollo, y Gilbert Thiriez con otras 200 mojarras.

En el nombre de Dios.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS