Indicadores económicos
2018-01-18

Dólar (TRM)
$2.851,13
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,40
Euro
$3.479,23
UVR, Ayer
$252,62
UVR, Hoy
$252,68
Petróleo
US$63,97

Estado del tiempo
2018-01-18

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 02:10

Marea max.: 13 cms.

Hora: 11:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2018-01-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

7 - 8
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

¿Crisis o anomia?

DARÍO MORÓN DÍAZ

Por: DARÍO MORÓN DÍAZ

11 de Marzo de 2017 12:00 am

El panorama político y social de Colombia al comenzar el siglo XXI es deplorable, en razón a que en todos los estamentos de la nación se percibe un estado de crisis definido como anomia social. Falencia debida a la desconfianza hacia las instituciones, a la corrupción en los niveles altos, medios e inferiores de la sociedad. Ocurre que sin el menor recato se soslaya la ética pública en la gobernabilidad y olímpicamente se desconoce la institucionalidad. Es un colectivo social en el que se acude a las maniobras deshonestas, supercherías y a la violación de las normas legales; por todo lo anterior es evidente que estamos inmersos en una auténtica anomia; que es un concepto sociológico analizado por Robert T. Menton (1): Influyen en tal degradación factores como la deficiente educación y la pobreza extrema que obviamente conducen a los individuos a cometer delitos de toda laya. Es evidente que a menor grado de educación y desigualdad en la riqueza habrá mayor incidencia en las transgresiones, es una relación directa entre la concurrencia de tales factores y la criminalidad.

Pero realizando una disección precisa en Colombia esa generalización no es absoluta porque precisamente, en la corrupción sus mayores actores surgen de las esferas ubicadas con niveles de educación superior y profesional e inclusive con altos grados de riqueza. Sin embargo, la concupiscencia con el delito y la violación de los códigos de ética es ostensible. De tal manera que la anomia que gravita en la sociedad colombiana no solamente está circunscrita a la falta de educación y la concomitante pobreza sino también al desequilibrio moral de algunos sectores o individuos de la sociedad.

Colombia es una nación sui generis, sin identidad y compromiso con la nacionalidad, con evidente desvertebración en las esferas políticas así como en las instituciones. Las absurdas e inentendibles acciones en el órgano legislativo y en los entes de fiscalización y administración de la justicia contribuyen a esa inexorable circunstancia de la anomia social; excepcionalmente los integrantes de tales organismos asumen su compromiso con el interés nacional.

Citemos como ejemplo los escollos que le crean a la finalización del proceso de paz que pone fin a los más de cincuenta años de lucha fratricida, que demuestran que tales actores incrustados dentro de los distintos órganos prefieren ese estado de anomia y de desorden porque ello les facilita mangonear y lucrarse en la corrupción.
 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese