¿Dónde están los culpables?

30 de octubre de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Para dar una respuesta al artículo de Salvo Basile en su columna de El Tiempo, donde nos conmina a un grupo de ciudadanos por la indolencia que hemos tenido de haber permitido la construcción del proyecto de varias torres de apartamentos en edificaciones que tienen 30 pisos, a solo 170 metros del Fuerte San Felipe de Barajas. Como todos sabemos la corrupción es un cáncer que ha hecho metástasis, con el atenuante que se ha quedado para vivir entre nosotros, y ha dejado de ser una epidemia para convertirse en una manera de vivir que hace parte ya del inconsciente colectivo.

El decreto 0977 de 2001 le dio norma al barrio Rodríguez Torices como residencial RB, máxima altura de 4 pisos. Así estuvo hasta que un decreto del orden nacional en aras de estimular la política de vivienda de interés social (VIS) y facilitar el acceso a esta, y garantizar la existencia de suelo urbanizable para su construcción, adelantó las acciones necesarias para habilitar terrenos para el desarrollo de proyectos. Con dicho decreto se cambió la normativa, permitiendo pasar las alturas de 4 pisos a alturas ilimitadas, aprovechando el suelo urbanizado que cada día no solo es más costoso, sino más escaso. Así, se permitió levantar edificios en cualquier parte de territorio urbano, por supuesto dentro de ciertas lógicas (Petro lo quería hacer en el barrio El Chico). Esa disposición fue estímulo para que constructores los edificaran en áreas estratégicas, como es el caso en mención. Pero todo debe tener un límite que impone el sentido común y la ética, de permitir construir estas moles dentro de un área que así no está incluida como norma, hace parte del área de influencia del Fuerte y lo que se llama “Periferia Histórica”. Es el caso donde el Instituto de Patrimonio (IPCC) debe mostrar su talante de buen funcionamiento, ya que su objetivo principal va encaminado a propender por la correcta aplicación de las leyes y los reglamentos para la intervención y uso de los bienes del patrimonio histórico cultural del Distrito, a través del estudio de los proyectos de intervención que se presenten. Así como propiciar medidas para la regulación y control de los bienes que forman parte del patrimonio histórico y cultural del Distrito. En el artículo 4 del Comité Técnico del IPCC, está consignado que “es potestad de ese comité la emisión de concepto técnico previo sobre todo tipo de intervenciones en los bienes inmuebles y espacios públicos del Centro Histórico y en los inmuebles catalogados como “Periferia Histórica”. Como dice el ciudadano Roberto Carlos Martínez Méndez, quien interpuso una tutela (que ganó) ante el IPCC por un caso muy parecido. “Así las cosas, son los miembros del Comité Técnico de Patrimonio los responsables de los actos que vierten en sus deliberaciones al interior de sus reuniones de comité”.

gabrielrodriguez@ibrinmobiliaria.com

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS