El año que viene será mejor

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Se avecina el fin de año y las últimas semanas de diciembre son para reflexionar y analizar lo que fue el 2018 y lo que será el 2019. Son días también en los que todos tenemos viva la esperanza de que el año que viene será mejor.

Definitivamente en materia de salud, necesitamos que el año que viene sea mejor porque este 2018 que ya se acaba fue un año de transición y ajuste, en el que se plantearon una serie de buenas intenciones y propósitos en el sector que esperamos se materialicen en el próximo.

Estas buenas intenciones tienen mucho que ver con la reorganización del sistema, con la puesta al día de las cuentas de la salud que son necesarias para determinar realmente cuánto es la deuda que tienen las EPS con los hospitales y cuánto le debe el estado al sistema. Tienen que ver también las buenas intenciones, con un mayor control por parte de organismos como la Superintendencia Nacional de Salud que se ha mostrado en el segundo semestre de 2018 activa y muy participativa, tratando de poner en cintura a un sector complejo y bastante complicado, en el que se calcula que hay un déficit billonario de recursos que afecta directamente su funcionamiento.

En una reunión que fue realizada hace pocos días en Cartagena, que estuvo liderada por el Gobernador de Bolívar y en la que también participó el Superintendente Nacional de Salud, se buscó analizar la crisis del sector salud y los problemas que enfrentan los hospitales públicos, que dicho sea de paso son muy similares a los que enfrentan los privados. Se analizaron cuatro puntos que resumen la problemática de la salud en nuestra región y que se podrían agrupar en la ausencia de una red real de prestadores de servicios, en las barreras administrativas del sistema, en los recursos del NO POS (que son todas las prestaciones médicas y los medicamentos no contemplados en el plan obligatorio POS) y en los flujos de recursos para que los hospitales y clínicas funcionen de manera adecuada.

Si miramos cada uno de estos puntos podríamos decir que es necesario que los cartageneros y los bolivarenses cuenten con una verdadera red de atención en salud, para ello debería revisarse muy bien el tema contractual de las distintas EPS en nuestro departamento y si realmente tienen la capacidad de garantizar la atención oportuna de sus usuarios. Recordemos que uno de los principios fundamentales que debe garantizarse en el sistema es la oportunidad en la atención y para que esto se dé se debe contar con una red idónea de prestadores que lo permitan.

Por otro lado, hay mucho que trabajar en el tema de las barreras administrativas para acceder a los servicios, el sector salud es un sector de trámites, de autorizaciones, de vueltas y vueltas que hacen que los tratamientos se retrasen y que el perjudicado sea el paciente. Pero también es un sector de trámites entre los diversos actores, donde al ya complejo proceso de atención del paciente, se suman procesos administrativos que pareciera que están enfocados en retrasar el flujo de recursos desde el asegurador hacia el prestador, resulta inverosímil que una atención prestada en Cartagena o en cualquier municipio del departamento se tenga que cobrar en departamentos tan distantes como Cundinamarca o que para realizar una conciliación de cuentas se tengan que desplazar funcionarios de los hospitales desde Magangué hasta Bogotá.

Por último, está el tema del flujo de recursos, muchas EPS no están cumpliendo con la normativa de pago vigente, los giros directos no se están cumpliendo y los hospitales viven una situación agobiante por la falta de recursos para su funcionamiento. El ADRES - la administradora de recursos del sistema- aún no ha logrado garantizar que las EPS giren lo establecido en la norma, que corresponde por lo menos al 50% de los recursos producto de las atenciones que se realizan mes a mes, ni que decir de los saldos pendientes por pagos que pueden estar rondando los 9 billones de pesos.

Por todo lo anterior y porque realmente se requiere que los servicios de salud sean de calidad y que los pacientes reciban un trato digno y adecuado, es que necesitamos que se termine de organizar el sistema, estamos seguros que el Ministerio y la Superintendencia Nacional de Salud harán que se avance en el 2019 de manera adecuada y que podamos encontrar un camino que nos lleve a salir de la crisis que actualmente vivimos, estamos seguros entonces que en materia de salud el año que viene será mejor.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS