El pecado de la usura

31 de marzo de 2013 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La usura es el interés de un préstamo con tasas excesivamente altas. La Iglesia Católica ha sido la principal institución que ha censurado la usura. San Buenaventura decía que con el cobro de intereses se vendía el tiempo. ¿Cuánto es el tiempo futuro y trabajo (generación de riqueza) de quienes acceden a créditos? ¿El sistema financiero colombiano mejora la calidad de vida de los menos favorecidos, o agudiza su pobreza. La tasa de usura en créditos corrientes y ordinarios es de 31,25% E.A., 13 veces la inflación de 2012.
Digamos algo obvio: el sistema financiero es el motor dinamizador de cualquier economía, pero Colombia hay altísimas tasas de interés en contravía con la señal del Banco de la República enviada con la tasa de referencia, hoy de 3,25% E.A. Viene cayendo desde mediados de 2012. Estuvo en 5,25% E.A. ¡200 puntos básicos menos! Casi la mitad en un año.
Pero, mientras el Banco de la República baja sus tasas, la del microcrédito (este para ayudar a los más humildes) está sometida a una tasa mayor a la de usura. Se dirá que el mercado la regula. Pero el mercado son los bancos, y les interesa que sea la más alta posible para ofrecer créditos a altas tasas a sus clientes. Es el pez que se come la cola, en un círculo perverso.
¿Por qué una tasa corriente de microcrédito del 35,63% E.A., con tasa de usura del 53,45% E.A? Quienes acceden a un crédito deben pagar tasas impagables, como lo muestra la cartera vencida que creció en un 15%. Es amoral.
En 2012 las ganancias del sector financiero fueron de 39,6 billones de pesos, 42% de lo que valen todos los predios rurales de Colombia. En enero de 2013 alcanzaba 6,1 billones. Podrían comprar todo el inventario de tierras del país en dos años. No es gratuito que el sector financiero participe con el 19,8% del PIB, mientras que la industria y el agro lo hagan cada vez menos, 7,7% y 6,2% respectivamente.
El proceso de La Habana para acabar el conflicto tiene muchas falacias. No es la tierra ni el desarrollo rural el que cambiará la pobreza y marginalidad. Otros sectores concentran la riqueza, y no han mostrado ninguna solidaridad cuando el Gobierno dice que no negociara el modelo de desarrollo ni la economía de mercado, salvo el sector rural. Que no les pase como a aquellos que no quisieron oír al dramaturgo alemán advertir sin éxito sobre las consecuencias del nazismo, hasta que no quedó uno en pie.
¿Qué tal que Márquez, aplicando la sentencia de los escolásticos, resuelva que como el dinero no es productivo, todos los bancos practican la usura y ese sea el camino chavista de la expropiación?

*Presidente Ejecutivo de FEDEGÁN (@jflafaurie) 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS