El reto ciudadano

14 de noviembre de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El ambiente político en Cartagena por la renuncia del alcalde Manuel Vicente Duque es complejo, no solo por proliferar candidatos para unas elecciones atípicas aún no convocadas, sino por la aparente intención de fusionarlas con los comicios de marzo de 2018, convirtiendo de paso a la ciudad en escenario para medir fuerzas partidos y alianzas, con miras a la contienda presidencial.

Esa complejidad es muy nociva para la Heroica, que busca reponerse de una de las más graves crisis político-administrativas de su historia y que necesita un nuevo rumbo para superar la pobreza extrema y problemas de toda índole que limitan sus posibilidades de progreso y desarrollo.

Se requiere una salida política, pero la politiquería no será la salida al desmadre de la ciudad por la voracidad de quienes han ejercido el poder en función de sus propios apetitos, previa manipulación de ciudadanos, que de manera consciente o inconsciente, legitimaron su elección.

Las circunstancias exigen una reacción ciudadana coherente con la gravedad del momento y un compromiso real de las organizaciones políticas, gremiales, empresariales, y cívicas, que permitan una tregua en esa desaforada guerra de acciones y omisiones dolosas que tanto daño han causado.

En su artículo “Ciudadanía por encima de los partidos” publicado recientemente en la revista internacional Comunicación y Política, el ex gobernador de Bolívar, Juan Carlos Gossaín, advierte que “una forma eficaz de construir buenos indicadores locales se sustenta en la posibilidad de conducir a los ciudadanos a cumplir un papel más activo, más dinámico, más participativo; sobre todo si deviene a partir de núcleos u organismos que a su vez logren conformar nuevos espacios de articulación”.

Esos espacios, a pesar de lo difíciles que resulten, deberían ser explorados en Cartagena como ejercicio de participación ciudadana para tomar decisiones. Desde ellos corresponde demandar que en las elecciones atípicas el interés primordial sea Cartagena y no las contiendas a Congreso y Presidencia de la República. Ello implica que no sean permeadas por apetitos electoreros de partidos y alianzas en ciernes.

Los núcleos de articulación, en los que pueden confluir políticos, empresarios, gremios, organizaciones de base y ciudadanos, escogerían un nombre que dé confianza y que represente los intereses de ciudad, con autoridad, capacidad gerencial, transparencia e independencia.

Quienes saltaron prematuramente al ruedo consideran que cumplen tales condiciones, pero asumiendo los riesgos de opinar en medio de la polarización, pienso que por su experiencia, trayectoria, compromiso, conocimiento de la ciudad y de la administración pública, quien hoy podría generar una candidatura de consenso ciudadano para la alcaldía, es el ex concejal Andrés Betancourt.

GERMÁN DANILO HERNÁNDEZ

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS