Indicadores económicos
2017-11-20

Dólar (TRM)
$3.003,19
Dólar, Venta
$2.838,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.542,26
UVR, Ayer
$252,09
UVR, Hoy
$252,09
Petróleo
US$56,55

Estado del tiempo
2017-11-19

marea

Marea min.: 20 cms.

Hora: 11:42

Marea max.: -11 cms.

Hora: 21:56

Dirección viento: Sur suroeste

Intensidad viento: 8 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-11-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
9 - 0
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

El tóxico de La Reina

JESÚS OLIVERO

Por: JESÚS OLIVERO

25 de Agosto de 2017 12:00 am

Mientras buscaba un buen vallenato en la radio, perplejo oí una iniciativa de la emisora La Reina, de Cartagena, entregar el “tóxico cartagenero”, una galleta y una gaseosa. Intenté de llamar a la estación sin obtener respuesta. Envié un mensaje y tampoco respondió. Me afanan dos aspectos principales: usar la palabra tóxico como sinónimo de algún alimento o merienda, y la obligación de estos medios de generar impactos positivos en la población.

Con respeto, mediante esta columna, solicito a La Reina y al Grupo Radial Olímpica cambiar el nombre del segmento del programa, dado que usar mal la palabra tóxico puede tener connotaciones importantes en la audiencia, especialmente la infantil. En general un tóxico es cualquier agente químico, biológico o físico con la capacidad de alterar la salud de las personas. Estoy seguro que esa no es la intención de la emisora.

Algunos ejemplos de tóxicos diarios y que debemos evitar para guardar la salud son los siguientes: los plaguicidas empleados indiscriminadamente y que llegan a nuestro cuerpo a través de los alimentos; las aguas del alcantarillado; los chorros de humo que respiramos de las tractomulas y buses viejos que adornan la Heroica; el mercurio de las amalgamas que aún colocan los odontólogos; las radiaciones electromagnéticas de las antenas sobre las casas; la cocaína; el plomo emitido desde las fundidoras; la llamarada eterna de la refinería; el alcohol; y el BPA de los recibos de termoimpresoras, entre muchos otros.

Si un niño oye La Reina y asocia una merienda con un tóxico, el contenido en cualquier recipiente, en el hogar o en la calle, rotulado con este nombre, podría ser interpretado como alimento, y puede ser letal. El idioma es rico y estoy seguro que encontrarán otro término para las meriendas dadas en las comunidades de bajos ingresos.

Estos medios masivos de comunicación podrían aportar mucho más a la construcción de ciudad. La programación habitual se nutriría con secciones cortas de cultura ciudadana, saneamiento básico comunitario, seguridad, agricultura urbana, entre tantas cosas que pueden mejorar la calidad de vida. Desde el Doctorado de Toxicología Ambiental de la Universidad de Cartagena, a solicitud de las emisoras, podríamos enviarles unas mil frases de diez segundos cada una, para que la comunidad conozca aspectos básicos de esta área del conocimiento, e identifique de primera mano la fuente, efectos y formas de evitar la exposición a los tóxicos que nos rodean y deterioran silenciosa pero efectivamente nuestra salud.

 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

DESAFORTUNADAMENTE ESTE ES EL APORTE A LA "CULTURA"

Doctor Olivero las emisoras de la banda F.M, como La Reina, Olimpica, etc, lo unico que aportan es chabacaneria, ramplonería y al embrutecimiento del pueblo. DEFINITIVAMENTE NO HAY NADA QUE HACER...