Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-24

Dólar (TRM)
$2.908,53
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,69
Euro
$3.116,48
UVR, Ayer
$242,74
UVR, Hoy
$242,84
Petróleo
US$52,75

Estado del tiempo
2017-01-24

marea

Marea min.: -21 cms.

Hora: 01:20

Marea max.: 14 cms.

Hora: 09:11

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 9 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 24 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 23 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2017-01-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 6 - 9

En memoria de Lil

ORLANDO JOSÉ OLIVEROS ACOSTA

Por: ORLANDO JOSÉ OLIVEROS ACOSTA

12 de Octubre de 2016 12:00 am

Cuando pienso en mi profesora Lil Martha Arrieta Arvilla, en su pronta partida, en su fulminante fuga de este mundo, siempre la relaciono con los versos de cierto poema de José Lezama Lima: “Ah, que tú escapes en el instante en el que ya habías alcanzado tu definición mejor”.

En eso estamos de acuerdo casi todos los que la conocimos. Su muerte, a los 32 años de edad, se dio cuando Lil apenas disfrutaba de la recompensa intelectual que nos otorga la vida cuando sacrificamos gran parte de nuestra juventud estudiando. Lil era una experta en escudriñar las palabras, sus tesis de pregrado (“Implicaciones del medio televisivo en narraciones de experiencias cotidianas”) y maestría (“La construcción de identidad en la búsqueda de consenso a raíz de la crisis diplomática entre Colombia, Ecuador y Venezuela”) muestran a una mujer interesada en los misterios del discurso, en el laberíntico –y a veces contradictorio– universo de las ideologías.
Me consume una triste intriga al imaginar cuál sería la reacción de Lil si viviera el ambiente que hoy se está viviendo en Colombia, qué tipo de análisis propondría, cómo sería su búsqueda de la paz y de qué tamaño su indignación al advertir que todavía hay colombianos que prefieren la guerra. Estoy seguro que ella hubiese enriquecido todos nuestros debates actuales.

Ya ha pasado un año desde el trágico accidente que se llevó a mi profesora de un país desconocido a otro país desconocido. Un año difícil para sus amigos y familiares que en cada momento cotidiano sentimos el abismo de su ausencia. Quien ha experimentado la muerte de un ser querido sabrá que la ausencia es un fenómeno que ocurre cuando un recuerdo toma posesión de un lugar vacío del presente, al punto de que toda evocación se convierte en una sucesión de terrenos baldíos, habitados por la gente que ya no está con nosotros.

Cuando Lil murió, muchos espacios de nuestra vida quedaron desiertos. Los salones de la Universidad de Cartagena no fueron los mismos desde entonces, ni la sala de profesores del programa de Lingüística y Literatura, ni los pasillos de la biblioteca, ni las clases de Taller de Argumentación o Análisis Crítico del Discurso. Cada centímetro que mi profesora marcó con su rutina ha sido invadido por la nostalgia.

Amiga Lil, las personas que te admiramos y te quisimos somos conscientes de que eres irremplazable. El lugar que ocupaste en este mundo siempre tendrá el estatuto de las vacantes perpetuas.

*Estudiante de literatura de la Universidad de Cartagena

@orlandojoseoa

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Hermosos recuerdos.

Se nota que la apreciabas mucho por lo sentido de tu columna. Esa valoración se hace cuando quieres y aprendiste mucho de ella. Paz en su tumba.

Bonito

Gracias en nombre de Lil. Se nota que a edad temprana tuvo influencia en ti. Me gusta tu ternura y delicadeza expresada en este articulo. Tal vez ese es el estilo que deberias usar, inspirado por Lil.