Indicadores económicos
2018-02-25

Dólar (TRM)
$2.862,01
Dólar, Venta
$2.735,00
Dólar, Compra
$2.755,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.531,72
UVR, Ayer
$253,84
UVR, Hoy
$253,89
Petróleo
US$61,90

Estado del tiempo
2018-02-25

marea

Marea min.: 20 cms.

Hora: 19:34

Marea max.: -19 cms.

Hora: 14:53

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 18 a 37 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.5 a 2.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2018-02-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Genios al alcance de tu mano

HENRY VERGARA

Por: HENRY VERGARA

11 de Septiembre de 2017 12:00 am

Salomón Montiel Abisambra, curtido profesor de la facultad de Medicina de la más afamada universidad pública del país, recordaría por siempre aquella tarde cuando recibió a los alumnos primíparos en el paraninfo del Alma Máter.

El doctor Montiel les daba la bienvenida  leyendo  reflexiones profundas sobre la vida, la muerte, la enfermedad y la responsabilidad integral de los discípulos de Galeno, con la ilusión de que sus palabras germinaran en el alma y en la mente de aquellos pichones de médicos.  

El maestro  continuaba  el ritual solicitándole a cada uno que se pusieran de pie y, rápidamente, dijeran su nombre, lugar de procedencia, el colegio donde graduaron y… su personaje inolvidable. Y así lo hicieron, menos José del Cristo Ariza San Martín, quien permanecía en silencio, mirando fijamente sus zapatos. El profesor Montiel se percató del hecho e instó a aquel joven delgado, pálido, humildemente trajeado, a cumplir lo convenido. José del Cristo se irguió y, con voz profunda  habló a sus compañeros: “Vengo de un caserío muy cerca de Lorica y  fui educado en colegios públicos. Soy el mayor de siete hermanos,  bien criados  por mi madre y mi abuelo materno. Mi padre nos abandonó, huyéndole  a las responsabilidades”. Y se sentó en silencio. El profesor, visiblemente conmovido le preguntó: “Y, ¿quién es tu personaje favorito, tu genio? Ese que te gustaría imitar” Sus condiscípulos  mencionaron  a García Márquez,  Patarroyo, al papa,  Shakira, al “Pibe” Valderrama. Se hizo un largo silencio y finalmente aquel muchacho pronunció una frase que, al principio, originó  burlas en la concurrencia: “Mi personaje  inolvidable es mi abuelo.

Mientras estuve enfermo o con hambre jamás vi a mi lado a Shakira, a García Márquez, al  Pibe o a Patarroyo. Ahí estaba  mi abuelo, quien se saca el pan de la boca para dárselo a sus nietos. Él y mi madre gozaron con mis triunfos y prestaban sus hombros para llorar en la derrota. Y sépanlo, seré el primero en llegar y el último en salir del hospital porque, para que yo pueda venirme en bus desde el hospedaje, mi abuelo sale a pie  todas las mañanas, una hora antes, camino al mercado de Lorica”.

José del Cristo, desde ese mismo instante, se convirtió en el líder del grupo y se graduó con honores, recibiendo beca de una prestigiosa universidad de Inglaterra. En Londres ubicó a su familia y una mañana de invierno cerró para siempre, con sus propias  manos, los ojos de su abuelo, quien se alejó sonriente  más allá del sol.

HENRY VERGARA SAGBINI
hvsagbini_26@yahoo.es

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

no tiene escrito malo : )

Excelente escrito una vez más Dr Vergara... Cada vez que leo uno de sus escritos, veo los valores y la Esperanza que les hace falta a nuestra sociedad
Felicitaciones

genios......

dr Vergara gracias por su escrito y la hermosa reflexion que de el se deduce
gracias por EVOCAR el amor filial ,la gratitud y la coherencia para elegir el verdadero personaje .

comentario

Amena y deliciosa reflexión Dr, Vergara, genial como siempre

Excelente relato

Excelente relato, ejemplo de vida.