Indicadores económicos
2017-08-18

Dólar (TRM)
$2.980,03
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,53
Euro
$3.485,74
UVR, Ayer
$251,75
UVR, Hoy
$251,75
Petróleo
US$47,09

Estado del tiempo
2017-08-18

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 03:35

Marea max.: 31 cms.

Hora: 20:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 14 a 28 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-08-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

A gozar

AUGUSTO BELTRÁN PAREJA

Por: AUGUSTO BELTRÁN PAREJA

12 de Noviembre de 2016 12:00 am

En Cartagena cuando llega noviembre, hasta por decreto estamos obligados a la más jubilosa expansión. Unos escuchamos y bailamos viejos porros, mientras añoramos capuchones y buscapiés. Los muchachos botan corriente al son de reggaetones y otros ritmos. “El baile es la poesía del movimiento” decía el padre Bolívar, cuyo nombre han intentado degradar algunos vecinos con un sistema de hambre y opresión.

Así los hechos digan otra cosa, parece que estamos programados para buscar lo que causa placer, y evitar lo que nos produce dolor. Desde el amanecer de los tiempos habían encontrado la felicidad en la serenidad anímica, muy distinta al placer (Hedoné) en el sentido tradicional. Epicuro ha tenido influencia sustantiva en recomendar el goce y los placeres. Sus reflexiones fueron tan luminosas como criticadas por santurrones que confunden seriedad y elegancia con tristeza.

Hay placeres que “no compensan”. No son elegibles cuando traen una molestia mayor. También hay goces de carácter  secundario, donde el proceso de eliminación del dolor culmina en placer. Tiene gran aceptación la teoría en cierto modo optimista que concibe el goce como estado natural de los seres vivos, y el padecer como algo que rompe la armonía del ser. Los franceses la han llamado la “joie de vivre”, clave de una verdadera filosofía del goce.

Los gozones ejercemos, pero también reflexionamos sobre el goce. Rechazamos la actitud de vivir un mundo de placeres sin alegría.

Hay muchas clases de goce: el placer de tener éxito y aceptación social; el buen humor y la carcajada; el placer sexual; la euforia que producen báquicas jornadas. El placer del hedonismo radical. Alguna satisfacción que en la sociedad contemporánea suele producir excitación, pero no alegría. Una supuesta falta de goce que impulsa a algunos snobs, a buscar placeres nuevos, cada vez más estrambóticos y... peligrosos.  

El deseo de felicidad y su atenuación para convertirla en “cultura” no es un hecho de naturaleza exclusivamente biológica o psíquica. Todo lo instintivo tiende al placer, y la tensión que produce una necesidad solo se puede resolver con su satisfacción, aun cuando otros disfruten con la frugalidad y la continencia.  

A los seres del Caribe, en nuestro país nos endilgan la feliz condición de  tributarios del placer. No entienden que apenas somos alegres, entusiastas y espontáneos. Solo un psicópata preferiría padecer en vez de disfrutar.

La consigna festiva que inspira nuestra independencia tiene intensa y popular agenda. Contrastando con la orden de expansión y goce, otro decreto limita las horas para “fiestear”. Ese despropósito nunca se daría en Río de Janeiro, Nueva Orleans o Barranquilla.

Coletilla: Argemiro Bermúdez fue una inteligencia y una voluntad al servicio de Cartagena.

 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese