Indicadores económicos
2018-11-19

Dólar (TRM)
$3.173,59
Dólar, Venta
$2.978,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,37
Euro
$3.600,75
UVR, Ayer
$260,20
UVR, Hoy
$260,21
Petróleo
US$66,80

Estado del tiempo
2018-11-19

marea

Marea min.: -8 cms.

Hora: 01:30

Marea max.: 19 cms.

Hora: 08:42

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 8 a 20 kms/h

Temp. superficial del mar: 29 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 28 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2018-11-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

7 - 8
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Hogar de fiestas mudas

ORLANDO JOSÉ OLIVEROS ACOSTA

Por: ORLANDO JOSÉ OLIVEROS ACOSTA

7 de Noviembre de 2018 12:04 am

Con el Código de Policía y la ineptitud de nuestros gobernantes es posible que Cartagena esté a punto de obtener un récord Guinness por celebrar las Fiestas de la Independencia más aburridas del mundo. Alguien, tal vez un cómico o un historiador del futuro, dirá que quisimos ser la cuna de los aguacatados, el reino letárgico de los mojigatos donde triunfaba el silencio en las parrandas y se imponía orden con bolillazos. Ya presiento, incluso, una frasecita triste en los letreros de las periferias que los turistas podrán leer cuando vengan en sus carros: “Bienvenidos a Cartagena, hogar de fiestas mudas y de ayomberos atragantados”.

Parece ser que los alcaldes pasajeros de esta ciudad todavía no han entendido cuál es el contexto cultural en el que se gozan nuestros bandos. Desde hace algunos años, siempre que llega noviembre, la noción de las Fiestas de la Independencia viene acompañada de prohibiciones que la niegan. Dichas prohibiciones son tan contrarias al sentimiento festivo del 11 de noviembre que la gente acaba haciendo con ellas lo único posible en días de juerga: transgredirlas. Y, ante la transgresión, la fuerza pública responde con violencia.

Estas normas que nadie cumple el jurista italiano Norberto Bobbio las llamó “normas ineficaces”. Son válidas, a veces justas, pero tan impopulares que requieren ser pensadas nuevamente por el legislador. Se trata de encontrar un equilibrio entre la voluntad del pueblo y la regulación. Sin embargo, para ello es necesario tener mucha creatividad institucional, y eso es algo que no poseen varios de nuestros funcionarios, hoy rancios y obsoletos con tanta politiquería.

Prohibir sin matices el consumo de bebidas alcohólicas en espacios públicos en pleno bando, gozón o parranda novembrina es una estupidez que sólo provoca conflictos entre la ciudadanía y la fuerza pública. Lo mismo sucede con la pólvora, el agua y los picós. La norma, una pobre huerfanita, va por un camino de dulces sueños que la gente y la música no transitan. No se le puede pedir a una ciudad que celebre sobria mientras escucha “Ron pa todo el mundo”, del Joe Arroyo y Diomedes Díaz, que no se moje mientras el picó de al lado pone a todo volumen “Echen agua”, de Elio Boom, o que no disfrute de la pólvora mientras suena, una y otra vez en las emisoras, “El Buscapié”, de Hugo Bustillo, en la célebre interpretación del Son Cartagena.

La seguridad y el orden durante las Fiestas de la Independencia deben procurarse desde otras estrategias, unas que sí conozcan la idiosincrasia de Cartagena. Estas normas de ahora, aplicadas sin reflexión sobre el contexto, lo único que traerán serán más muertos y mucha desobediencia.

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

De acuerdo con el columnista . La prohibicion de transportarse

en el platon de camionetas ,es un buen ejemplo de prohibiciones estupidas. Antes, nuestros padres así nos paseaban y mucho disfrutamos . Hoy resulta prohibido como producto de una brutal incultura

Rescatemos las buenas costumbres

Cartagena se ha convertido en tierra de nadie cuando el ciudadano de a pie no respeta las normas viene las restricciones hay q acabar con el mito q para divertirnos tenemos q escuchar musica a todo vo

Estamos acostumbrados al

Estamos acostumbrados al desorden, a la desobediencia, al irrespeto, a la chabacaneria, al consumo de alcohol y otras sustancias, al ruido sin importar a quien afectamos, picós prendidos por 72 horas.

La Policia está para poner el

La Policia está para poner el orden, cuando se afectan nuestros intereses queremos que actuen, pero son recibidos por gente borracha y drogada que los ataca. La CN y la ley le permiten uso de armas.

Suspender la aplicación de la

Suspender la aplicación de la Ley para el disfrute salvaje de algunos en perjuicio de la mayoria de la comunidad que quisiera disfrutar la fiesta sanamente, esa es la logica perversa del columnista.

Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa

Estas fiestas se han convertido en vandalismo, chabacanería, intolerancia. Escasean las expresiones culturales y abunda el salvajismo. Podemos gozar pero respetando a los demás. Desafortunada columna