Indicadores económicos
2017-09-25

Dólar (TRM)
$2.900,73
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.469,56
UVR, Ayer
$251,72
UVR, Hoy
$251,73
Petróleo
US$50,66

Estado del tiempo
2017-09-25

marea

Marea min.: -4 cms.

Hora: 00:00

Marea max.: 19 cms.

Hora: 16:17

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 A 12 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.2 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-09-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
3 - 4
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Inequidad y regresividad

GIL ALBERTO FALCÓN PRASCA

COLUMNA SINDICAL

Por: GIL ALBERTO FALCÓN PRASCA

4 de Noviembre de 2016 12:00 am

El artículo 363 de la Constitución Política de 1991 establece que “El sistema tributario se funda en los principios de equidad, eficiencia y progresividad”.
Es letra muerta en uno de los países más desiguales del mundo, caracterizada por la evasión y elusión de las clases dominantes (oligarquía, terratenientes, capital foráneo).

Según la Procuraduría, por culpa de la corrupción, anualmente resultan afectados cerca de $ 20 billones de los presupuestos oficiales, y eso sin contar su impacto en el sector privado.

Los beneficios tributarios para empresas, en el 2015, según el Marco Fiscal de Mediano Plazo, tuvieron un valor de $ 17,2 billones y un costo fiscal de 4,7 billones.

De acuerdo al director de la Dian, la evasión en el impuesto de renta de las empresas es 39 por ciento, lo que lleva a perder $15 billones en recaudo.
En resumen, de los $224,4 billones de pesos presupuestados para 2017, más del 56 % está destinado a gastos de personal, pensiones y al servicio de la deuda pública.

No tiene sentido que hayan reducido el presupuesto de inversión en más del 10 %, mientras incrementan los gastos de funcionamiento en un 8,3 %.

Esto significa que hay una excesiva burocracia administrando entidades y programas ineficientes con poco impacto en el crecimiento y desarrollo de la economía del país.

Así, por ejemplo, al Congreso de la República le asignaron un presupuesto de $441.000 millones de pesos en funcionamiento.

Si dividimos esta cifra entre los 268 congresistas, cada uno le cuesta al país alrededor de $1.645 millones al año, sin sumar las “mermelada”.

La expansión de los pagos en intereses y comisiones de la deuda externa e interna del gobierno, crónicamente ha ocasionado una creciente absorción de los recursos públicos.

Con la reforma tributaria estructural de 2016, se reduce la tarifa de la tributación de las empresas, para que, según el MinHacienda, puedan ser más competitivas y generen empleo, y de aportar 43 % pasarán a 32 % en 2019.

Es importante reducir los gastos improductivos y la burocracia estatal.

A su vez, la tecnificación de las entidades tributarias debe conducir a reducir la evasión y elusión enquistada en las personas naturales de altos ingresos, los empresarios y los terratenientes.

Las centrales sindicales y organizaciones sociales, ratificaron que continuarán preparando nuevas jornadas de movilización, entre estas un paro nacional contra la inequitativa y regresiva reforma tributaria.
Es una reforma en la que el mayor recaudo recae en las capas medias, los más pobres y que es inferior a la plata que se pierde en corrupción, evasión y exagerados beneficios tributarios.

cutbolivar@gmail.com
 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese