Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-18

Dólar (TRM)
$2.924,77
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,65
Euro
$3.124,82
UVR, Ayer
$242,61
UVR, Hoy
$242,64
Petróleo
US$52,48

Estado del tiempo
2017-01-18

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 23:00

Marea max.: 4 cms.

Hora: 05:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 27 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 2.0 a 2.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-01-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 6 - 9

Juegos del hambre y paz

CARMELO DUEÑAS CASTELL

Por: CARMELO DUEÑAS CASTELL

6 de Abril de 2016 12:00 am

Solo ira se puede sentir ante la muerte de niños por desnutrición. Furia infinita por las estúpidas excusas estatales para explicar lo inexplicable, la muerte de un niño por causas cuya prevención se conoce hace más de 100 años. Rabia ante los videos que demuestran la rastrera adjudicación de contratos y la miserable entrega de alimentos. Estupefacción por el cinismo con que el estado se lava las manos en el espejo retrovisor de sus deberes y con el inútil jabón de las exhaustivas investigaciones.

Es increíble que en pleno siglo XXI tengamos tanta mortalidad infantil.  En el mundo, cerca de la mitad de las muertes infantiles (más de 3 millones por año) se relacionan con la desnutrición. Por ello no se cumplió el cuarto objetivo del milenio de reducir la mortalidad infantil en dos tercios entre 1990 y 2015.

Mal de muchos consuelo de tontos. La cruda realidad es, sin embargo, que tenemos 3 veces más muertes infantiles que países como Chile, Argentina y Costa Rica.

Luego de cincuenta años, la mayor expansión de la guerrilla fue hace veinte años. Desde el 2000 empezó a verse reducida por la gran ofensiva de la fuerza pública. Las autodefensas se desmovilizaron entre 2003 y 2006. Desde entonces crecieron grupos armados denominados bacrim. Colombia ha padecido grandes pugnas entre paramilitares, guerrilleros y bacrim por el control de zonas abandonadas por el estado. El

Observatorio de Procesos de Desarme, Desmovilización y Reintegración (ODDR), de la Universidad Nacional, investigó sobre la presencia de organizaciones guerrilleras y “bacrim”. El ODDR identificó que las FARC están en 30 departamentos, agrupadas en 7 grandes estructuras y 132 subestructuras: 75 frentes rurales, 18 columnas móviles, 31 compañías, cinco comisiones, una guardia de bloque un bloque móvil y una unidad. El ELN posee 7 macro estructuras en 16 departamentos. El EPL tiene el Frente Libardo Mora en Norte de Santander. Las bacrim son casi 10 organizaciones en 28 departamentos. 

En la edad media había una alta jerarquización: señores feudales arriba, vasallos abajo. La servidumbre estaba amarrada eternamente a una tierra que nunca sería de ella. Pero la mayor característica de la Edad Media fue la ausencia del estado. Todas las funciones estatales estaban en manos particulares. El feudo era del señor, el vasallo lo trabajaba, producía y a cambio recibía, en teoría, protección.

Mientras en Colombia sigamos en la edad media, esto es, con el abandono estatal en zonas donde injusticia social, mortalidad infantil, hambre, narcotráfico y juegos politiqueros son, al mismo tiempo, los señores feudales y las razones para que el poder sea ejercido por particulares que, ante la inexistencia estatal, asumirán rotativamente, por la fuerza, sus funciones.

crdc2001@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese