Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-04

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-04

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:13

Marea max.: 19 cms.

Hora: 14:20

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-04

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

La hora de las definiciones

RAFAEL NIETO LOAIZA

Por: RAFAEL NIETO LOAIZA

20 de Noviembre de 2016 12:00 am

Ya sabemos que la campaña por el Sí estaba montada sobre falsedades. La primera, Santos y de la Calle afirmaron que el llamado “acuerdo final” era el único posible.

Estaba lejos de ser verdad: anunciaron otro. Segunda, que el citado “acuerdo” era el “mejor posible”. Ahora  Santos, en un inusual gesto, dijo que “con toda humildad, quiero reconocer que este nuevo acuerdo es un mejor acuerdo”. El “acuerdo” no solo no era el único posible sino que era perfectible. Y reconoció a los voceros y promotores del No. Dijo el presidente que con “sus iniciativas contribuyeron a lograr este nuevo acuerdo”.

Por qué Santos y los negociadores antes del plebiscito no solo no aceptaron reunirse con quienes se oponían al “acuerdo final” y estudiar con apertura y ponderación sus críticas y propuestas sino que los acusó de “vacas muertas, tiburones, neofascistas” y otras linduras. Nunca es tarde para corregir, pero…

Y tercera, los defensores públicos del Sí advirtieron que de no aceptar el “acuerdo final” volveríamos a “la guerra”. Santos incluso amenazó, en una grosera estrategia de miedo, con que las Farc se tomarían las ciudades. Y no ocurrió. También era mentira que quienes teníamos críticas al “acuerdo” fuéramos “enemigos de la paz” y “amigos de la guerra”. Desde el 2 de octubre se asumió el triunfo con humildad y con el compromiso público de proponer de manera rápida las mejores opciones para un nuevo pacto con las Farc. Y no se ha parado esa tarea. Ni por un instante se cejó en el empeño de un gran acuerdo nacional para la paz que incluya a todos: a las víctimas de las Farc y a la rama judicial, a quienes el Gobierno y las Farc tampoco oyeron antes. Esa actitud proactiva y de buena fe fue reconocida por Santos al “agradecer nuevamente la buena disposición y la buena voluntad con la que participaron todos los voceros, en particular los del No”.

Advertimos que el triunfo del No era la oportunidad histórica para salir de la polarización política y social a que nos llevó la estrategia de estigmatización que Santos desarrolló desde la campaña del 14. Lo aceptó el mismo presidente al afirmar que ese triunfo “teníamos que convertirlo en una gran oportunidad para unirnos alrededor del deseo de paz expresado por todos, independientemente de si votamos Sí o No ese día”.

Pero sus palabras van en contravía de sus acciones. Intentó dividir el frente del No, sin éxito. Y ahora en lugar de ir a La Habana con un nuevo borrador, como era su compromiso, el Gobierno anunció un “acuerdo final y definitivo”. Comete otra vez el mismo error, aunque esta vez es peor: no solo margina a los voceros y promotores del No y a los representantes de las víctimas de las Farc, y a la rama judicial, sino que se opone a las mayorías de las urnas. Es un portazo en las narices al No, y una burla al plebiscito.

Con todo, hay un atisbo de esperanza. El lunes habrá reunión en Palacio. Ahí sabremos si veremos de cuerpo entero el conejo cuyas orejas ya se avistan. 

 

 

 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Los uribista lloran y lloran el poder

El uribismo si llora.Cuando estuvieron en el poder fueron los más arbitrarios en ultima centuria. Por eso la cantidad de exfubcionarios condenados,presos y huyendo y lo que falta. Pobre Uribito novato

Yo voté NO. Y si el acuerdo me convence, votaré SI. Sin.....

sin embargo, necesito votar en un segundo plebiscito para poder saber si apoyo el "nuevo" acuerdo o NO. No creo en políticos, así que no voy a aceptar que unos politicos voten por mi. No señor.

La profanación de una tribuna El Univarsal

¿Cómo estará en el más allá el Dr. Domingo López Escuariaza con la profanasión de su tribuna (EL UNIVERSAL) contra la violencia goda y la actual entrega a esta extrema derecha hitleriana?