Indicadores económicos
2017-10-23

Dólar (TRM)
$2.936,66
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.470,54
UVR, Ayer
$252,00
UVR, Hoy
$252,01
Petróleo
US$51,47

Estado del tiempo
2017-10-23

marea

Marea min.: -8 cms.

Hora: 23:40

Marea max.: 20 cms.

Hora: 13:50

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.7 a 1.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-10-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

La refrendación

DARÍO MORÓN DÍAZ

Por: DARÍO MORÓN DÍAZ

26 de Noviembre de 2016 12:00 am

La Constitución del 91 en su Artículo 22 autoriza al presidente de Colombia a buscar la paz: “La paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento”. Esa norma lo rige y le concede plena autoridad al mandatario para buscarla, en un conflicto de más de cincuenta y dos años de violencia y muerte entre campesinos en el territorio nacional. El presidente Juan Manuel Santos y las FARC-EP lograron ese cometido con el acuerdo firmado el jueves en el Teatro Colón de Bogotá.

Después de superados los escollos planteados por los enemigos de la paz, gracias a la tesonera y relevante gestión del comisionado Humberto de la Calle y el grupo de negociadores, acordaron otro acuerdo aumentado con las peticiones de los grupos políticos que se arrogaron la vocería del No en el plebiscito.

Colombia se rige por los tres poderes, uno de ellos el Legislativo, vale decir el Congreso que en las últimas elecciones eligió con catorce millones doscientos mil votos legítimamente a sus miembros, votación superior a la del plebiscito del 2 de octubre. Indudablemente es ese Congreso el que debe refrendar el acuerdo de paz sin más dilaciones para que definitivamente el grupo armado deje las armas y se vinculen sus miembros a la vida institucional en concordancia con las estrategias que en estos seis años preparó el gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

Es menester resaltar que el cese bilateral ha estado en riesgo debido a la aparición en distintos lugares del país de grupos enemigos de la paz que cometen asesinatos sin importarle la tranquilidad y el sosiego logrados en estos dos años. Dos guerrilleros murieron en el sur de Bolívar esta semana, sucesos que muestran la fragilidad del cese del fuego. La aprobación del acuerdo es necesaria y ojalá se haga abstracción de las maniobras de los que desconocen la legitimidad del Congreso pero sibilinamente asisten a perturbar las sesiones y de paso a cobrar las dietas parlamentarias. Lo lamentable es que en el fondo de esa posición recalcitrante se percibe el interés político con miras a las futuras contiendas electorales, por ello los grupos afines al gobierno y a la paz deben actuar atinada y contundentemente sin enredarse con los expertos en negar las verdades con argumentaciones mixtificadoras y dilatorias.

El Senado aprobó por cincuenta y cuatro votos el debate el día 29 y la Cámara por noventa, el miércoles 30, así cumplirán con esa misión: la de refrendar el acuerdo con celeridad a fin de que el gobierno inicie la tarea más importante: reconstruir este país entre todos sin que nos frene ese antiguo conflicto armado.

dmorond@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese