Las masacres de Petro

13 de octubre de 2015 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

¿Qué Gustavo Petro no ha masacrado a Colombia?, eso tendrán que demostrarlo de principio a fin, porque lo cierto es que si lo ha hecho. Es un “criminal” de los que dicen que  jamás ha portado un arma, pero desde la toma a sangre y fuego del palacio de justicia, se ve la sombra de la mano negra de Petro, que siempre tira la piedra y esconde la mano, como solo los terroristas lo saben hacer. ¿No aplaudió Petro la masacre del palacio de justicia, hecha por sus amigotes?

No resiste la administración o desgobierno de Petro en Bogotá, una exhaustiva investigación donde lo van a encontrar responsable de desfalco a las arcas públicas de los bogotanos, secundado por sus cuarenta ladrones. No me cansaré de decirlo y se con toda la certeza del caso, que algún día, el tiempo me dará la razón ante el enmascarado de Petro.

Cada robo representa muerte y eso es lo que ha hecho Petro campante y cínicamente con Bogotá. Duerme Petro con ronquidos, porque es de los que la tranquilidad ante la costumbre de la zozobra y el mal, no desaparece.

No es valiente Petro, es cobarde, plasmado en el disfraz de la bravura inexistente.

Averigüen las autoridades, que no existen en este país,  al círculo de Petro, pero de verdad comprométanse a hacerlo, independiente de los intereses de protegerlo. ¿Se necesita un milagro, para que esas investigaciones lleguen a la verdad masacradora del Petro?; no lo dudo, entonces que se dé el milagro.

Petro y la sangre derramada con el fusil de la corrupción en Bogotá pagará por lo que ha hecho. No está solo y  aun así pretende continuar con injerencia en la torre de babel y cargado de hipocresía  ante el pueblo colombiano.

Hospitales, jeringas, tratamientos, vías, desarrollo y esperanza, pisoteados por el impostor, brillan en las adquisiciones del Petro y sus secuaces, que solo las autoridades comprometidas lograrán esclarecer. Si no son estas autoridades, serán otras, pero de que se destapa esa cloaca, se destapa.

Los asesinos de Bogotá comandados por Petro acabaron hasta con Bacatá, la pobre perra que solo fue una chispita mariposa para presentar a los medios, y así es todo lo de ese falso profeta, por demás delatado por la propia ciudadanía, que le quitará el mandato en las próximas elecciones a la mamerta, corrupta y amangualada izquierda, que ha vilipendiado a la ciudad.

Esperamos que el Petro ante la justica que afronte  tarde o temprano, repita la frase y reconozca, que “la masacre, (de Bogotá) , fue cometida con la alianza de altos funcionarios del estado vestidos de corbata” , donde el jefe supremo es él. Eso pasará y hará su mea culpa entre lágrimas y seudoarrepentimiento, que no es más que la cobardía que lo viste.

De allí el ansia de los bogotanos de explorar un cambio; cambio con seguridad. La seguridad integral que  Petro usó solo de burla. Que ahora no resulte yo, siendo el irrespetuoso… ni más faltaba.

Coletilla: Observé un atraco en Cartagena de la manera más impune vista, a  una joven al parecer universitaria, quien en la oscura avenida Pedro de Heredia, era perseguida por un hampón con puñal en mano; la apuñaleó. ¿Cree Dionisio “el hermoso” alcalde de Cartagena, que él no es responsable con su indiferencia de la inseguridad de Cartagena, de estos actos y hasta muertos? Lo único importante no son  su fotos alcalde…ah y comisiones del cemento.

Coletilla: Sucre a la expectativa de las próximas elecciones. Engaño y ahogados, el plato del día. Opinaremos

gusmonfe@hotmail.com

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS