Indicadores económicos
2018-08-14

Dólar (TRM)
$2.983,93
Dólar, Venta
$2.805,00
Dólar, Compra
$2.705,00
Café (Libra)
US$1,32
Euro
$3.402,57
UVR, Ayer
$259,75
UVR, Hoy
$259,79
Petróleo
US$72,73

Estado del tiempo
2018-08-14

marea

Marea min.: -8 cms.

Hora: 08:13

Marea max.: 15 cms.

Hora: 01:05

Dirección viento: Sur

Intensidad viento: 4 a 16 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2018-08-14

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

7 - 8
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Lo que nunca planeamos

RUBÉN DARÍO ÁLVAREZ PACHECO

Por: RUBÉN DARÍO ÁLVAREZ PACHECO

21 de Octubre de 2017 01:59 am

Una compañera de trabajo me contó las vicisitudes que debió enfrentar cuando, con apenas 22 años, le tocó padecer el inesperado fallecimiento de su esposo, quien partió dejándola con un embarazo de seis meses.

Se pueden inferir las dificultades que podría sortear una mujer de esa edad, perteneciente a la clase media, primeriza en las lides de la maternidad y con poca o ninguna experiencia laboral.

Sin embargo, no fue en esa parte donde la compañera me hizo el énfasis mensajero de su relato, sino en que ella y su esposo –enamorados e ilusionados como estaban– gastaron la mayor parte de su tiempo haciendo planes sobre todos los aspectos del futuro que querían, pero nunca sobre lo que aconteció repentinamente y que, a la larga, terminó cambiando de rumbo todo lo que se había previsto: la desaparición de cualquiera de los dos.

En ese momento no solo reafirmé que la muerte, tarde o temprano, puede visitarnos, sino también que desde pequeños nos acostumbramos a hacer planes sobre lo que deseamos sea nuestra vida, menos sobre lo que en realidad nos es inevitable: morir.

Casi nadie se preocupa por dejar un espacio en el que quede organizado todo lo que sus sobrevivientes deberán hacer en caso de que la parca se aparezca. Nadie acepta que ella es lo único seguro. Lo demás es improbable.

Precisamente, trato de escribir estas palabras como para convencerme de no seguir concibiendo la muerte como una obviedad, ni como esa otra parte de la vida que todo el mundo menciona sin convicción, sino como esa certeza ineludible que nos acompaña siempre.

Pese a todos los atajos que intentamos diseñar para no acordarnos de la muerte, ella siempre nos recuerda que ese anhelado primer embarazo puede no llegar a feliz término; que esa pensión laboral tantos años cultivada, puede quedar en manos de quien menos lo pensábamos; que ese hijo que tan buen futuro profesional avizoraba podría no alcanzarlo nunca… En fin, es el mensaje permanente de esa sombra que siempre camina a nuestro lado sin necesitar de luz alguna.

Y es que casi podría decirse que ella hace parte de la luz que conduce a la sabiduría y a la sensatez. Solo tenerla presente sería una buena estrategia para librarnos de la vanidad, y de caminar nuestro sendero con el ánimo de servir al prójimo.

Pero desde el principio aprendemos a eludirla. Por eso casi nadie atiende a los vendedores de servicios exequiales, quienes podrían ahorrarnos muchos apremios, si la segadora llega de sorpresa.

Tampoco prestamos verdadera atención cuando las azafatas dan las instrucciones sobre qué hacer en caso de que el avión se desplome. Mejor optamos por andar distraídos y haciendo planes que lo incluyen todo, menos a la única que llegará sin que le manden tarjeta de invitación.

 

 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese