Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-08

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-08

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 12:48

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 08 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-08

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Los acuerdos (4)

MIGUEL YANCES PEÑA

Por: MIGUEL YANCES PEÑA

26 de Septiembre de 2016 12:00 am

Continúo…
“...confiar en la esperanza sobre la experiencia, significa asumir un riesgo sobre la bondad de los terroristas que nunca han tenido que pagar un día de cárcel.”  Editorial en The WSJ, Sept 13 del 2016.

Mostrar las ganas en una negociación es sinónimo de debilidad que la contraparte sabe aprovechar para obtener puntos a favor. Es intuitivo, pero está suficientemente desarrollado en el Best Seller *Si… ¡de acuerdo!”, escrito por Roger Fisher en 1993. 

Los niños no negocian, exigen. Somos los padres quienes reforzamos esa forma de salir avante, o les enseñamos que hay que dar algo (inmaterial) para conseguir lo que se desea; les enseñamos a negociar. Y que todo castigo tiene una razón de ser, y una lógica: evitar su repetición. Es el instinto animal que tiende a repetir lo placentero y evitar lo desagradable. 

Hay, no obstante, quienes aprendieron de sus padres, débiles ante el chantaje de un berrinche, que hay que negociar basado en posiciones; sin que estas tengan un soporte argumental ético, legal, lógico, justo; simplemente porque se quiere, y listo. Con esas personas no se negocia, se cede, o se le impone por la fuerza. La superioridad militar, da esa fuerza que este gobierno no supo aprovechar; y mostrando las ganas de una paz militar, que necesitaban más ellos casi aniquilados, cedió ante las exigencias de la contraparte. Esos son los acuerdos: conquistas políticas y económicas de la FARC.

Bien se sabe, y la Corte lo recordó, que el presidente Santos no necesita que el pueblo le apruebe los acuerdos (convertidos milagrosamente en uno: el acuerdo). Lo suyo es muestra de inseguridad; es lavarse las manos como Pilatos en la Roma de Cristo. Y esa inseguridad es entendible en una persona como Santos que ha demostrado no tener convicciones, como no tienen color los camaleones; acostumbrado a no confrontar ni en defensa de sus principios. 

Pero, en este momento la pregunta inevitable es: ¿por qué, si desea conocer la opinión popular, se compromete el gobierno en una campaña agresiva e intimidante para que lo respalden? ¡Puras incoherencias! La opinión se consulta sin presionar la respuesta (intuitivo). Lo que el gobierno está haciendo no es explicar los puntos del acuerdo, que va; cada defensor del SI, lo entiende diferente. Explicarlo conduce inevitablemente a su desaprobación. Está intimidando al ciudadano, y promoviendo el SI, como se hace en las campañas políticas, y en los anuncios comerciales, a fuerza de repetir, repetir, repetir. 

En mi opinión, sin consultar toda la argumentación que he presentado en tres columnas anteriores, el irrespeto al ciudadano con esa forma de evitarle pensar, producirá el efecto contrario: un voto masivo por el NO.
 

movilyances@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese