Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-20

Dólar (TRM)
$2.927,91
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,67
Euro
$3.112,95
UVR, Ayer
$242,71
UVR, Hoy
$242,74
Petróleo
US$52,42

Estado del tiempo
2017-01-21

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 00:04

Marea max.: 11 cms.

Hora: 07:33

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-01-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 6 - 9

Malecón

CARLOS VILLALBA BUSTILLO

Por: CARLOS VILLALBA BUSTILLO

2 de Octubre de 2016 12:00 am

El plebiscito del 1 de diciembre de 1957, tan noble y patriótico por lo que facilitó el fin de la violencia liberal-conservadora, le franqueó la puerta a la oposición armada porque concentró el ejercicio de la política en los dos partidos tradicionales, privando de la participación democrática a los partidos comunista y socialista, dos minorías inofensivas con más jefes que caudas.

Un año después, con la Revolución cubana en plena eclosión, la vieja guardia de las guerrillas liberales, apenas repuesta de la ristra de exterminio sistemático que le aplicaron, se radicalizó y combinó con sus socios de adversidad política en las ciudades, incluyendo al movimiento estudiantil y a los curas de la teología de la liberación, todas las formas de lucha. La mala onda de esa torpe exclusión multiplicó por dieciocho, en tiempo y sangre derramada, los estragos de los Mil Días.

Aquella deuda gravosa que nos dobló la oposición en subversión habrá que asentarla, con la letra escarlata de los puritanos de Nueva Inglaterra, en el pasivo histórico del procerato frentenacionalista. 

En tal virtud, la paz entre los partidos fue burocrática, no política, porque los expulsados por mandato constitucional de la vida pública se fueron a la guerra convencidos de que colgarían sus chinchorros en el Palacio de San Carlos, tan pronto derrotaran a la burguesía reagrupada en el Frente Nacional. Así resucitó la horrible noche y comenzamos a contar los 267.162 muertos del conflicto.

Con el plebiscito de hoy se garantizará –vaya ironía– lo que se negó en 1957: una cuota inicial de curules para las Farc a ver si saboreando la democracia honran su compromiso de no repetir barbarie y desafueros. Veremos si son capaces de conquistar, dentro de las instituciones, el poder que no obtuvieron extorsionando, secuestrando, traficando y regando hierro y fuego insensiblemente. Tanto desastre inútil como para arrepentirse de veras.

Nunca voté por Santos, pero le abono la pertinacia con que resolvió con política y diplomacia lo que no se solucionó por las armas, uniendo al mundo en torno a la paz de Colombia y frenando un récord de 34 años de diálogos fracasados. Su cántico de aleluya fue el pinchazo de gracia para los egos de Pastrana y Uribe.

Sin embargo, hay que entender al light y al iracundo. Al uno se le diluyó la fanfarria del Caguán y al otro se le frustró el afán de negociar con el enemigo diezmado por él, que no le creyó o lo ignoró. Por eso, la lección que les han dado las víctimas que ya perdonaron, pensando más en el país que en su propio dolor, debió inducirlos a obrar con grandeza. Pero a quienes bueyes han perdido, cencerros se les antojan.
Con histeria no se hace historia y, menos, mareando idiotas con el artificio de que votar por el No confiere estatus.

carvibus@yahoo.es
     
 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

impedido

Eres un emmermelado impedido para opinar, siempre sesgado hacia los de tu partido, no eres objetivo. Pensionado por el aparato burocrático del partido liberal.