Mamagallismo en el fútbol

26 de octubre de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La más agresiva crítica a Falcao por un posible convenio en los minutos adicionales del partido Perú vs. Colombia, provino de Martin Liberman, el periodista argentino que más ha fustigado a Lionel Messi: “Esto es un bochorno que descalifica la carrera de Falcao, a quien le tengo mucha estima”. Su llamado a la FIFA fue desvirtuado con la felicitación hacia la tricolor por parte del presidente de ese organismo, Gianno Infantino, en la persona de Ramón Jesurún.

Los que vivimos el Mundial de 1978, sabemos que Argentina tenía que ganar por una diferencia de 4 goles, como mínimo. Se dio la mamadera de gallo con los incas, que recibieron antes del cotejo la visita de Videla y Kissinger, con el resultado de 6 goles a 0, y la eliminación de Brasil. En 2012 El Confindencial.com tituló: “La FIFA podría retirar el Mundial de 1978 a Argentina por comprar el partido ante Perú”.

Tajante este párrafo: “Treinta y cuatro años después que el combinado argentino levantara al cielo del Monumental de Buenos Aires su primera Copa del Mundo, el máximo organismo deportivo podría valorar la posibilidad de retirar a la albiceleste su entorchado. Si ya en su momento hubo claras sospechas de un posible amaño, la polémica ha regresado gracias al exsenador peruano Genaro Ledesma, quien confirma lo ocurrido”.

Un titular de Colombia.com reza: “Cuando Argentina y Uruguay se unieron para eliminar a Colombia”. Esto fue en 2002, cuando los dos oncenos mamaron gallo y eliminaron a Colombia de un mundial, retratado así: “Fue sincero el presentador Ricardo Orrego, quien dijo que en el Centenario de Uruguay se vivieron los 10 minutos ‘De pura media máquina’, pues los planteamientos del albiceleste frente a Uruguay dieron a conocer un evidente arreglo. Los jugadores sabían que con el empate de 1- 1 entre ellos, Colombia automáticamente quedaría por fuera del Mundial Corea Japón 2002”. 

En la Arenosa, para el Mundial Brasil 2014, cuando nuestro equipo empató 3 a 3 con Chile, y los australes que ahora censuran, sin demandas, el partido Perú con Colombia, aprendieron a mamar gallo con los nuestros, porque ambos estaban clasificados con aquel resultado.

El pasado 5 de septiembre, también en Barranquilla, en eliminatorias Rusia 2018, entre Brasil y Colombia, se dio un partido intenso a un gol por bando. Entendimos que esos últimos tres minutos no fueron de mamadera de gallo, porque los abrazos y conversaciones de Neymar con James Rodríguez, fueron el más fehaciente cumplido o agradecimiento de ese país hacia el nuestro por lo sucedido con Chapecó.

La Biblia, en 1 de Corintios 9, 25 dice: “Los atletas se privan de muchas cosas, y lo hacen para conseguir una corona corruptible; en cambio, nosotros, por una incorruptible”.

*Rotaremos este espacio para mayor variedad de opiniones.

COLUMNA MÓVIL*
FIDEL A. LEOTTAU BELEÑO
fidelalejandro@costa.net.co
 

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS