Más que un mercado

08 de noviembre de 2018 12:04 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El último fin de semana de octubre, una multitud insospechada de cartageneros se dio cita con un puñado de campesinos de diversos municipios bolivarenses en el Parque Espíritu de Manglar, para el acto sencillo de mercar los productos que con gran esfuerzo se siembran en nuestros fértiles campos.

La iniciativa del Departamento, cuyo antecedente fue el “Ñametón” de 2017, deja saldos pedagógicos que vale la pena construir. El más importante mensaje del programa “Mercados Campesinos de Bolívar”, tiene una esencia ética que se expresa en la solidaridad del cartagenero para con sus paisanos campesinos de Bolívar, que producen con sus manos aceradas los alimentos que consumimos.

Pero también esta experiencia permite reafirmar una identidad y un sentido cultural hacia lo bolivarense que sin duda palpita en la metrópoli caribeña y que necesita más canales de expresión. Emocionó ver a los visitantes solicitar al gobernador y a los funcionarios del programa, repetir la experiencia y vivir la alegría de la gente que espontáneamente pasaba de comprar un gajo de plátanos “pochocho”, de Marialabaja, a bailar un porro o una cumbia interpretada por los artistas y músicos de Unibac e Icultur. Allí se ratificó una empatía que vale la pena cultivar.

Más allá de lo anterior, no hay duda que se explora un novedoso canal de comercialización de productos agropecuarios nativos que ayuda tanto a la economía familiar de los cartageneros, como a la de las familias campesinas de Bolívar que tienen la oportunidad de ofrecer, sin intermediarios, los frutos de su labor. Esto nos permite recordar que está pendiente en la ciudad organizar el sistema de abastecimiento alimentario, conforme lo establece el artículo 17 del P.O.T. aún vigente, que señala que el acceso a los alimentos debe ser descentralizado, esto es, debe implementarse un sistema de mercados sectoriales, que se complementará con una estrategia de mercados móviles, prevé literalmente la norma citada.

Esta filosofía de ordenamiento urbano, contraviene la idea errada de crear un mercado único que combina inadecuadamente el comercio mayorista y minorista de alimentos, impulsada por el proyecto de trasladar el mercado de Bazurto hacia La Cordialidad, justo a la entrada del barrio El Pozón y que agencia la empresa Mercabastos, que además basa su iniciativa en un negocio netamente inmobiliario que los comerciantes de Bazurto no están en capacidad de acometer.

El gobernador Turbay y el alcalde Pereira, pudieron conversar durante el Mercado Campesino y expresaron su intención de fortalecer esta iniciativa que permitiría además, que en escenarios como el mercado de Santa Rita, una vez reabierto, se puedan establecer alianzas entre los comerciantes populares que se reubicarán allí y productores bolivarenses.

Hay mucho por construir juntos en Cartagena y Bolívar.    

*Rotaremos este espacio para mayor variedad de opiniones.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS