Indicadores económicos
2018-02-21

Dólar (TRM)
$2.862,01
Dólar, Venta
$2.735,00
Dólar, Compra
$2.755,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.531,72
UVR, Ayer
$253,84
UVR, Hoy
$253,89
Petróleo
US$61,90

Estado del tiempo
2018-02-22

marea

Marea min.: -18 cms.

Hora: 22:04

Marea max.: 11 cms.

Hora: 05:01

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 16 a 30 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.5 a 2.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2018-02-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

5 - 6
Taxis
7 - 8
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Nabusímake

CARMELO DUEÑAS CASTELL

Por: CARMELO DUEÑAS CASTELL

3 de Enero de 2018 12:00 am

Son solo unos 20 o 30 kilómetros los que hay que viajar a partir de Pueblo Bello. Pero se recorren en casi tres largas y eternas horas; poderosos camperos deben sortear gigantescas piedras, ascensos mortales, un terreno inestable y curvas peligrosas, para llegar. Y ese camino seguirá así porque es la única defensa que les queda a los indígenas para no ser engullidos por la insaciable y ambiciosa “civilización”. La línea negra que demarca el territorio sagrado del resguardo indígena ha ido retrocediendo hacia la montaña, violada por décadas de colonización avasallante. Y es que esa civilización no solo ha deforestado la región, además les ha tratado de quitar todo: sus tierras, su cultura y su religión.

Por ello ahora restringen el acceso a los lugares más hermosos, sus santuarios. Por ello todo extranjero debe pasar por el portón, donde se autoriza o niega su ingreso a un paraíso, en el corazón de la Sierra Nevada: Nabusímake, que en Arhuaco significa “donde nace el sol”. Un pequeño poblado de 50 bohíos, circulares los templos, rectangulares las casas, de paredes de adobe y techos de paja. Sus autoridades están armadas, únicamente, con el evidente respeto de todos.

Aire frío, puro, entra a raudales, limpia los pulmones, mientras nos invade el silencio producido por la escasa brisa, el canto de las aves y el hermoso burbujear de riachuelos cristalinos corriendo por doquier. El verde profundo de la tierra fértil es matizado, aquí y allá, con hermosas y coloridas flores; al fondo, los cerros lucen la hermosa cabellera de mariposas amarillas de frondosos cañahuates, mientras arriba, la bóveda es más azul que en parte alguna.

Los arhuacos, caminantes sempiternos, recorren los parajes erguidos de un orgullo ancestral, con dos hermosas mochilas, una a cada lado, con sus negras y largas cabelleras y con poporo en mano. El poporo es un calabazo seco que reciben, aún adolescentes, luego de días en vela escuchando a los sabios de la comunidad (mamos) que les enseñan los fundamentos de ser hombre y arhuaco. El poporo, herramienta de identidad, les permite mambear la hoja de coca en sus largas caminatas y en sus momentos de reflexión.

Poseen una organización con una jerarquía definida, políticamente colectiva pero respetuosa de la individualidad. Guerreros de la convivencia pacífica, del respeto a los demás y al universo. Se saben importantes pues su mayor trabajo es proteger a la madre naturaleza de sus depredadores naturales, nosotros. Por lo mismo reconocen que los necesitamos y en su pragmatismo diario exigen que debemos pagar por ello.

Pausados y reflexivos para hablar, destilan filosofía en una mirada. Razonables y sensatos para actuar, han aprendido, lamentablemente, a desconfiar del extranjero. En poco tiempo de estar con ellos queda claro que dicen lo que piensan y hacen lo que dicen.

*Profesor Universidad de Cartagena

CARMELO DUEÑAS*
crdc2001@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese